Córdoba CF

Germán Crespo: “Tenemos que aprovechar esta dinámica y alargarla lo máximo posible”

Germán Creso, durante un encuentro en El Arcángel

Un inicio histórico, el mejor desde su nacimiento en 1954, no parece ser suficiente para un Germán Crespo que sigue con ambición y ganas de aumentar sus registros al frente del Córdoba CF. Tras sumar cinco victorias en los cinco primeros encuentros disputados en la Primera RFEF, los blanquiverdes reciben ahora en su feudo a un San Sebastián de los Reyes que, tal y como ha apuntado el propio entrenador granadino, “empezó bien” y “fue capaz de ganar en un campo complicado como en Vigo”, y que, aunque “en las últimas jornadas” no están “sacando resultados”, también es cierto que han “tenido rivales de la parte alta como el Castilla”.

El Córdoba CF y un récord ambicioso

El Córdoba CF y un récord ambicioso

Desde el municipio madrileño han promocionado el partido como una lucha entre David y Goliat, hecho sobre el que ha sido cuestionado Crespo en la rueda de prensa previa al encuentro. “Al final, creo que cada equipo va a querer quitarse presión cuando se enfrenten al Córdoba, pero no hay que darle más importancia”, ha afirmado el entrenador, que es consciente de que “conforme vayan pasando las jornadas”, si siguen en esta línea, “el respeto por parte del resto de equipos lo vamos a tener”. Además, en esta ocasión se suma el factor de El Arcángel, y el nazarí, sabiendo que su equipo es “fuerte” en su feudo, intentará seguir “sumando de tres en tres y alargando los números que tenemos. Es bueno que los equipos sepan que cuando vienen aquí, por la dinámica sobre todo, van a tener un partido complicado”.

Con respecto al rival, Germán Crespo ha querido evitar distracciones y relajaciones, y ha recordado que “hay que respetar a todos los equipos” ya que “cualquiera de abajo en la clasificación puede ganar y sacar puntos, tanto en casa como fuera”, poniendo como ejemplo “la victoria del Ceuta la semana pasada”. “Aquí, en el momento en el que te relajes porque pienses que vas a tener un partido fácil, te llevas la sorpresa. Desde el cuerpo técnico se lo transmitimos a los jugadores, pero ellos lo saben y saben que cualquiera te puede complicar el día”, ha subrayado el granadino.

Además, pese a los malos resultados cosechados por los sansebastianenses en las últimas semanas, lo cierto es que el entrenador del Córdoba CF espera que su equipo esté alerta, ya que “no sabemos qué nos vamos a encontrar en frente porque han tenido varios planteamientos”, por lo que “no sabemos si serán tan atrevidos” y habrá que decidir “en los primeros minutos”. Haciendo un análisis del equipo, el granadino ha destacado que “es un equipo que anda muy bien en las transiciones”, y ha explicado que “en bloque bajo, con las transiciones. buscan la velocidad y contrataque por banda. Con dos delanteros, siempre tienen llegada de dos o tres jugadores al área rival”, por lo que se han “visto planteamientos con el equipo ofensivo”, y “si vienen aquí con ese planteamiento tendremos que tener cuidado con eso”. Por otro lado, en caso de que salgan más replegados, “ese tipo de contraataques serán más complicados porque habrá más metros para finalizar”. De esta manera, desde el cuerpo técnico se ha trabajado “para todo lo que nos podamos encontrar en el partido, para poder contrarrestar al rival defensivamente y hacerles daño ofensivamente”.

En lo que se refiere al Córdoba CF, los blanquiverdes tratarán de seguir ampliando su pleno de victorias cosechado hasta el momento, sumando el sexto triunfo. Cuestionado sobre la sorpresa que le suponía a Crespo, a inicios de temporada, sumar dos victorias de dos, el técnico ha bromeado con que “conseguir un siete de siete sería aún mejor”. Abarcando la cuestión, el preparador califal ha recordado que “teníamos buenas sensaciones de la pretemporada”, pero “si el año pasado era complicado sumar de tres en tres, imagínate en esta liga tan complicada”. “Ahora mismo tenemos que aprovechar esta actitud que tienen los jugadores, esta dinámica, y alargarlo lo más posible. Esa es la idea que tenemos, y ojalá cuando termine el domingo el partido hayamos conseguido esa sexta victoria consecutiva”, ha añadido.

Por otro lado, en lo que respecta a las bajas, tan solo permanece la de Ekaitz Jiménez, mientras que el resto del grupo está al cien por cien. “Con 'Eka' queremos no alargar más el tema, a partir de la semana que viene lo más seguro es que se incorpore con el grupo, y ver hasta dónde puede llegar y, si Dios quiere, darle continuidad en los entrenos. Si tiene molestias, habrá que valorar otras cosas. Él tiene buenas sensaciones, pero no es lo mismo el trabajo individual que está haciendo que cuando entre con el resto del grupo”, ha reconocido, a la espera de que se incorpore el lateral vasco.

Crespo también ha abordado la convocatoria la pasada semana de Pablo Picón, en detrimento de Felipe Ramos, y ha explicado que “fue por una cuestión personal”, ya que “por tema de estudios que se está preparando tuvo que viajar a Madrid, y no pudo hacer el entreno del sábado. Creemos que Pablo está haciendo un trabajo también muy bueno, y se tomó esa decisión”. Además, ha vuelto a recordar que “tienen que estar todos preparados porque llegará el momento en el que la gente que no esté rotando juegue”, aunque considera que “deportivamente” le ha “tocado la lotería” porque “elija al jugador que elija, me va a dar el 200%. Se demostró una vez más en León, con cinco cambios, con gente que no había entrado en el once titular, y hacen el partido que hacen. He tenido la suerte este año de contar con una plantilla con un número importante, y eso es beneficio para mí y para el cuerpo técnico”.

Por último, comentando el cambio de hora que ha sufrido el partido, al retrasarse hasta las 19:00 horas, el entrenador del Córdoba CF ha recordado que “aunque han bajado un poco las temperaturas, creo que a la hora que estaba designado el partido eran 33 grados”, y que, además, “el Sanse también había solicitado el jugar más tarde para poder venir en el día y no tener que hacer noche, mirando el tema económico, y a nosotros nos pareció perfecto porque si queremos darle ritmo al partido, no es lo mismo hacerlo a 32 grados que a 28. Ahora mismo el campo, por el cambio de césped, va a estar un poco más lento porque no va a estar como debe de estar, y demasiado bien esta porque solo ha habido 10 días. Nos beneficiaba a los dos y por eso lo cambiamos”.

Etiquetas
stats