Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Lee ya las noticias de mañana

FC Barcelona B - Córdoba CF
Crónica
Empate y al infierno de El Arcángel

Marcador FC Barcelona B - CCF

0

Nervios, muchos nervios. ¿Incertidumbre? También. Pero miedo, ninguno. El Córdoba CF ha demostrado que es capaz de vencer a cualquier rival del tercer escalón del fútbol español y con esa mentalidad fue al Estadio Johan Cruyff para enfrentarse a un FC Barcelona B que nadie quería ver, hasta este fin de semana. Los chicos dirigidos por Iván Ania no se conformaban con el empate en tierras catalanas y salieron con la misma filosofía que siempre, lo que provocó que en apenas diez minutos ya se adelantase en el marcador, aunque, como ya se sabía, no iba a ser nada fácil.

Un encuentro que comenzó como ya se esperaba, con ambos equipos queriendo mimar el esférico, creciendo a través de la posesión y convirtiéndose así en protagonistas. Aun así, desde el pitido inicial se pudo ver a un Córdoba CF diferente, de lo que se vio ante la Ponferradina. Los espacios que dejaban los blaugranas a sus espaldas como en el medio del campo hacía que los blanquiverdes se sintieran muy cómodos, pudiendo combinar sin aparentes problemas. De hecho, el primer acercamiento llegó gracias a una triangulación que hizo que Kuki Zalazar cabeceara a las manos de Marc Vidal.

Por su parte, los chicos dirigidos por Rafa Márquez no tenían esa frescura en el último pase, aunque sí superaban líneas con cierta facilidad, lo que hacía que tanto Isma Ruiz como Diarra tuviesen que hacer sobre esfuerzos físicos en las bandas. Sin embargo, el Córdoba CF se encontraba muy cómodo, asentado en el terreno de juego del Johan Cruyff hasta que llegó el primero con total merecimiento. Adilson logró zafarse de la marca de Moha, puso un centro un tanto regular, pero que aprovechó un Alberto Toril que puso el cuerpo a la perfección para adelantar a los blanquiverdes en territorio catalán.

A partir de aquí, el partido entró en una fase conocida por el Córdoba CF por lo visto en las semifinales, pero había la duda de si el FC Barcelona B sabría actuar en este caso. En un principio pareció que el dominio recaería sobre sus botas, aunque nada más lejos de la realidad. La parsimonia y la tranquilidad desaparecieron para unos blaugranas que empezaron a quejarse en demasía al colegiado y buscando el choque ante un conjunto blanquiverde que no tenía nada de prisa. Estaba cómodo antes y ahora mucho más, incluso gozando de una oportunidad de Kuki Zalazar para hacer el segundo, pero Marc Vidal atajó sin problemas.

En cambio, el FC Barcelona B tiene mucha calidad de tres cuartos de campo hacia adelante y cuando consiguió dar un paso al frente, hizo mucho daño a un Córdoba CF que se defendió como gato panza arriba. Sufriendo eso sí gracias a las internadas tanto de Pau Víctor, Gerard Martín y Bernal que acabó sacando Carlos Marín de una forma u otra. Lo importante era mantener el resultado antes del paso por vestuarios y así lo logró una escuadra blanquiverde que se marchó al descanso con una victoria momentánea ante un Estadio Johan Cruyff que, a pesar de lo dictado por los medios de comunicación locales, estaba lejos de su lleno absoluto.

En la reanudación nada cambió. El FC Barcelona B sabía que necesitaba como mínimo un empate para que la eliminatoria vaya totalmente abierta hacia Córdoba, por lo que era necesario apretar, tal y como hizo en el tramo final de la primera parte. Ahora, los de Rafa Márquez aprovecharon con más ímpetu las dudas que surgían las paredes por dentro para ganar superioridad por banda una y otra vez. Gracias a esto, Moha y Guiu tuvieron sendas ocasiones, aunque Carlos Marín reaccionó a la perfección para mantener la victoria para los suyos.

Conforme los minutos pasaron, el Córdoba CF ganó más tranquilidad con el balón en los pies, haciendo posesiones más largas y generando más nerviosismo a un FC Barcelona B que pasó a su juego, a lo que parece que está adoctrinado en esta eliminatoria. Ya que desde la posesión eran incapaces de generar peligro, pasaron a un juego totalmente polémico, basado en las pequeñas escaramuzas y con el árbitro permitiendo en todo momento esta filosofía. Quién lo iba a decir. De hecho, esta presión de los locales hizo que el colegiado anulase una internada donde Antonio Casas estaba totalmente solo ante la meta de Marc Vidal. Incomprensible.

De hecho, el público del Johan Cruyff también mostró su señorío -a pesar de que tampoco pudieron llenar el coliseo- cantando 'Puta Córdoba' a una escuadra blanquiverde que podía contemplar como Pocho no veía la cartulina roja y, minutos después, era el autor de un empate que no merma ni mucho menos la eliminatoria para la vuelta que se disputará en El Arcángel. A partir de este tanto, los blanquiverdes tuvieron alguna que otra ocasión para volver a ponerse por delante, pero fue insuficiente. En cambio, es un resultado más que positivo para un Córdoba CF que debe demostrar el infierno de El Arcángel.

Etiquetas
stats