UFC precisa la interpretación del Córdoba CF SAD sobre su teórica deuda

Palco de El Arcángel en un partido del pasado curso

Muchos son los detalles interesantes, en mayor o menor medida, pueden encontrarse en el documento con un análisis un tanto más pormenorizado. De ellos, uno sobresale al establecer relación entre la sociedad original y la actual propietaria del Córdoba, de su unidad productiva -y del club en sí-. Es la consideración del Córdoba CF SAD sobre la teórica deuda que para con la entidad tiene Unión Futbolística Cordobesa (UFC), un asunto abordado el miércoles por CORDÓPOLIS. En su convenio concursal sostiene la existencia de un compromiso, en global, de 1,4 millones de euros. Aunque parte de esa cuantía corresponde a los 581.000 euros que en su día reclamara el administrador concursal y que permanecen en discusión desde entonces. Lo cierto es que tras dicha información UFC desea precisar que la interpretación de la antigua SAD es incorrecta. Básicamente, mantiene, no tienen que aparecer en el citado texto legal.

De entrada, el mencionado convenio concursal, que cabe recordar es una propuesta y nada más por ahora -necesita la aprobación de la junta de acreedores en septiembre-, recoge un requerimiento hecho en marzo por el administrador concursal, Francisco Estepa. Está referido el mismo a 581.113,41 euros correspondientes al “importe que abonó la LFP a la Agencia Estatal de la Administración Tributaria”. Tal aspecto tiene fácil explicación, que de hecho ya se aportó el miércoles en este periódico. La deuda era anterior a la compraventa de la unidad productiva del Córdoba CF SAD por parte de Infinity -a través de UFC-, de ahí que la nueva entidad negara responsabilidad de pago en este sentido. Sin embargo, como quedó comprobado, la sociedad original decidió incluirlo en las acciones legales para generación de ingresos.

Aunque el asunto está claro al respecto, UFC insistió en su postura y lanzó su primera crítica hacia el convenio. La sociedad gestora del Córdoba mantuvo, como hizo desde el primer día en este punto, que cuenta con argumentos legales de sobra. De inicio por ser ésta una cuantía sufragada en octubre de 2020. Fue LaLiga la que, tras embargo, asumió su abono. Quiere decir esto, que el problema era anterior a la adquisición de la unidad productiva del Córdoba CF SAD y que además quedó solventado. “No existía dentro de la masa pasiva”, se subrayó desde El Arcángel. Pero la entidad va más allá y refuerza su posición con otro hecho: asegura que la propia Agencia Tributaria “ya presentó un recurso” en el que explicaba que el dinero estaba entregado y que, por tanto, “no se podía devolver al concurso”.

El Córdoba CF SAD sostiene, sin embargo, en su propuesta de convenio, y he ahí la razón por la que se incluye la cantidad, que “la administración concursal mantiene que, conforme al contrato de compraventa de la unidad productiva, la UFC debe abonar” los repetidos 581.113,41 euros. Con todo, los matices realmente importantes en relación a las anotaciones del documento aprobado hace poco más de una semana se refieren a las otras dos cifras, que en suma alcanzan los 853.292,25 euros. En cada caso y en el conjunto, la entidad al frente del conjunto blanquiverde confirma que, en efecto, es una deuda reconocida pero que, por el contrario, no tiene cabida en el citado texto legal. La razón es que el pago de las diferentes cuantías se realiza directamente a acreedores, es decir, sin entrada en la caja de la sociedad original.

Por si fuera poco, desde El Arcángel se especifica que de la primera cantidad queda por abonar menos de la mitad, aproximadamente. Se trata de 570.495,93 euros que, tras acuerdo con la administración concursal, asumía UFC en atención de deudas ya vencidas del Córdoba CF SAD. Pues bien, la sociedad explica que de ese total quedan apenas unos 270.000 euros por sufragar. Es más, aclara que la respuesta va a llegar en este caso con el remanente que todavía resta en el Juzgado de lo Mercantil número 1 de los tres millones que en su día consignó la entidad para la compra de la unidad productiva de la SAD original. Y que en realidad fueron más de 3,5 millones. Para ser más exactos, son 297.227,69 euros los que continúan en la Ciudad de la Justicia y que la propuesta de convenio afirma que “se destinarán al pago de deudas concursales”. Por último, el documento refleja otros 282.796,32 euros para responder a “retenciones e ingresos a cuenta derivadas del rendimiento del trabajo correspondiente al mes de diciembre de 2019”. La respuesta en este sentido es clara también por parte de Unión Futbolística Cordobesa: claro que va a realizar dicho desembolso, pero sin paso del dinero por la antigua SAD.

Como síntesis y para que resulte más senillo de entender, aunque quedó escrito ya con anterioridad, la deuda asumida por UFC, que es menor ya a los 853.292,25 euros totales, se va a abonar directamente a acreedores. Los pagos, por tanto, no tienen en absoluto que ver con el concurso y no han de aparecer en su convenio, según la precisión hecha por la entidad a la interpretación del Córdoba CF SAD. Mientras, y por despejar posibles dudas en terceros, la sociedad tiene una determinada cuantía para la posible respuesta a otras situaciones. Son los casos jurídicos abiertos con Iván Robles, Alfonso Serrano y Sebas Moyano. Es irrefutable que las causas corresponden única y exclusivamente a Unión Futbolística Cordobesa, y así lo recuerda. Por cierto, la resolución a favor del futbolista cuenta con un recurso pendiente y los otros litigios los considera destinados a cerrarse favorablemente para sus intereses.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
24 de junio de 2021 - 05:45 h