Comienza el mayor desafío de los últimos 36 años

Reunión de directivos y técnicos con los jugadores del Córdoba

No es Tercera División. Al menos en cuanto a formato de competición y al rango de los contendientes. Si bien es cierto que existe una mayor parte de rivales de menor nivel y que éste en términos generales es menor al de Segunda B. Resulta lógico, ya que son muchos clubes de inferior división los que completan la ideada por la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). Con todo, es una realidad que el Córdoba milita en cuarta categoría, con todo lo que ello significa a corto y medio plazo. En el primer plano, no ha lugar a la duda en cuanto al objetivo: el ascenso es meta ineludible para el cuadro califal, que desea regresar de inmediato al escalón previo al fútbol profesional. Por otro lado, en el segundo plano, conlleva esta campaña saberse aún más lejos de Segunda. Dicho lo cual, queda claro que el club afronta su mayor desafío de los últimos 36 años.

El conjunto blanquiverde no compite en cuarta división, entonces sí Tercera, con más grupos y entidades participantes -muchos y muchas más-, desde la campaña 1984-85. Aquella experiencia fue positiva en relación al desenlace del campeonato, ya que el cuadro califal logró su objetivo de retornar a Segunda B -que no llegaba ni a la década de existencia-. Pero es verdad que el camino fue menos sencillo de lo que a priori, por la mayoría de resultados, pueda parecer. No en vano, el Córdoba cerró la fase regular en el segundo puesto de su grupo: acabó por detrás del Betis Deportivo. Ahora quiere evitar esa circunstancia pues la primera plaza de su competición particular tiene como consecuencia el ascenso directo, sin necesidad de play off, a Primera RFEF, que es la nueva tercera categoría del fútbol español.

Para ello empieza a trabajar este lunes y lo hace con el plantel prácticamente cerrado. Al grupo, que salvo movimiento fuera de la previsión actual va a ser de 21 jugadores más dos del segundo equipo -Álex Meléndez y Julio Iglesias-, sólo le restan dos piezas y éstas parece que van llegar más pronto que tarde. De hecho, es muy posible que el primer entrenamiento de cara al curso 2021-22 tenga a uno de esos últimos refuerzos. Según informó El Día de Córdoba en su edición digital del domingo, Adrián Fuentes va a pasar reconocimiento médico y después se adhiere a la sesión dirigida por Germán Crespo en El Arcángel. De ser así, sólo falta la llegada de Ricardo Visus como central sub 23. Por cierto, el arranque de la pretemporada, en efecto, se da en el estadio, toda vez que los campos de césped natural de la Ciudad Deportiva se encuentran en malas condiciones tras el lanzamiento judicial -asunto ya solventado-.

Desde las 8:45 está llamada la plantilla a tener sus primeros sudores en el verde, todo con el pensamiento desde el comienzo en la mencionada primera posición del grupo. O al menos en el ascenso a Primera RFEF, aunque tenga que ser por la vía de un play off que la entidad desea eludir. Lo cierto es que para empezar el conjunto blanquiverde tiene una intensa primera semana de entrenamientos. Es verdad que sólo cuenta con dos dobles sesiones, pero también que va a encadenar hasta ocho en los próximos seis días. Porque el primer día de descanso va a ser el domingo venidero -25 de julio-. Durante estas jornadas iniciales el equipo se va a ejercitar en el estadio siempre, y siempre también a partir de las 8:45. El miércoles y el viernes llegan las prácticas por la tarde, tras las matinales, con hora de arranque a las 19:30.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
19 de julio de 2021 - 05:30 h
stats