La Balompédica Linense, con el objetivo de sentenciar al Córdoba

Lance del duelo de ida ante el Linense

En busca de un auténtico milagro que no terminaría de salvar la temporada. En su segunda campaña consecutiva en Segunda División B, el Córdoba se marcaba el objetivo de retornar por la vía rápida al fútbol profesional, logrando un presupuesto ambicioso para una primera plantilla que no ha rendido como se esperaba a lo largo del curso regular. Eso, unido a la mala dinámica cosechada en varias partes de la primera y segunda fase, el conjunto blanquiverde se encuentra con pie y medio en Segunda RFEF, incluso podría saltar al Estadio Municipal de la Línea de la Concepción con el descenso consumado -siempre y cuando el Sevilla Atlético doblegue al Tamaraceite en su visita al Juan Guedes-. Aun así, los chicos dirigidos por Germán Crespo deben ganar a una Balompédica Linense que, a pesar de haber certificado su presencia en la próxima Primera RFEF, es un rival muy temido en su propio feudo, cosechando tan solo una derrota en los 11 partidos disputados en territorio gaditano.

Aunque la Balona no comenzó del todo bien la temporada en su feudo. Los pupilos de Antonio Calderón arrancaron la campaña lejos del Estadio Municipal de la Línea de la Concepción y tuvieron que esperar hasta la décima jornada para celebrar una victoria en territorio gaditano. La Balompédica Linense encadenó tres empates ante Tamaraceite (0-0), Las Palmas Atlético (0-0) y Atlético Sanluqueño. Números que, a pesar de no encajar ni un solo gol en 270 minutos, hacían que, unido a la mala racha fuera de casa, se hundiesen en la clasificación de este Grupo IV-A. Sin embargo, el cuadro gaditano tenía potencial para conseguir cambiar la dinámica cosechada a lo largo de la primera fase y el triunfo conseguido ante el Marino (1-0) fue un auténtico punto de inflexión que les sirvió para conseguir la regularidad en los resultados que tanto le faltaba.

Y es que a raíz de esta victoria ante el equipo canario, la Balompédica Linense arrancó su racha fulminadora. De hecho, sus números le valían para pelear en la segunda fase por entrar en el play off que te da acceso a luchar por subir a Segunda División, pero los malos resultados cosechados a lo largo de la primera vuelta le hizo quedar finalmente cuarto clasificado del Grupo IV-A. Los chicos dirigidos por Antonio Calderón encadenaron cuatro partidos sin conocer la derrota en el Estadio Municipal de la Línea de la Constitución, logrando vencer a Cádiz B (1-0) y Marbella (2-1), además de los empates frente a Recreativo de Huelva (1-1) y San Fernando (0-0). Sin embargo, la derrota en el último partido en su propio feudo ante el Algeciras (0-1) les dejaba con opciones muy remotas de llegar a la segunda fase con opciones reales de subir a Segunda División, teniendo que mantener la tercera categoría del fútbol español en la siguiente etapa de la temporada.

A pesar de todos los contratiempos, la Balompédica Linense saltará al césped del Municipal de la Línea de la Constitución sabiendo que es equipo matemáticamente de Primera RFEF. El cuadro gaditano ha logrado ser un equipo solvente en esta segunda fase, consiguiendo hacer de su propio estadio un verdadero fortín. De hecho, el plantel dirigido por Antonio Calderón logró vencer por la mínima, y no sin sufrimiento, al Real Murcia (1-0) en la primera jornada de esta nueva parte de la temporada. Gracias a esto y al triunfo conseguido en El Arcángel, la Balona sabía que tenía que ganar nuevamente en su césped ante un rival directo como es el Sevilla Atlético. Y finalmente así fue. El filial hispalense se vio remontado ante unos locales (3-1) que consiguieron empatar ante el Murcia una semana después, logrando la clasificación matemática para la tercera categoría del fútbol español. Cosa que, a no ser que ocurra un milagro, no le pasará al Córdoba, su próximo rival.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
29 de abril de 2021 - 05:45 h
stats