Córdoba CF

Un Almería de Primera como segunda piedra de toque

Akieme y Appiah, durante un entrenamiento de la UD Almería

A prolongar las buenas sensaciones. Sin apenas tiempo para digerir la primera victoria de la pretemporada, el Córdoba CF ya se prepara para la que será, posiblemente, una de las citas más complicadas de las cerradas hasta el momento por la dirección deportiva como preparación para la exigente temporada que le espera a los blanquiverdes en Primera RFEF. Y es que el encuentro ante el Granada CF, recién descendido de Primera División, fue solo la antesala del próximo encuentro del conjunto califal, que le enfrentará a toda una UD Almería que ha logrado volver a la categoría reina del fútbol español tras siete años en Segunda.

Una vuelta ilusionante

Una vuelta ilusionante

La trayectoria de los rojiblancos desde la última vez que se enfrentasen con los blanquiverdes ha sido, claramente, ascendente. Y es que, tras lograr salvarse junto con el Córdoba in extremis en la temporada 2017-18, la campaña 2018-19 fue la última vez que ambos conjuntos se vieron las caras. Un Córdoba CF sumido en una gran crisis institucional acabó descendiendo a Segunda División B, mientras que la UD Almería, aún sin el jeque saudí Turki Al-Sheikh, logró una holgada salvación cerrando el curso en décima posición. Desde ese momento, con la entrada de capital árabe, los rojiblancos comenzaron a remontar el vuelo y, desde entonces, no han salido de la parte alta de la categoría de plata hasta que finalmente, el pasado año, lograron proclamarse como campeones de LaLiga2, ascendiendo así a Primera División.

La vuelta al trabajo de los rojiblancos, con las miradas puestas en la categoría de oro, se ha realizado de forma paralela a la del Córdoba CF. Y es que los almerienses comenzaron con los reconocimientos médicos el pasado 8 de julio, con la primera sesión de entrenamiento fijada para el 10 de julio, y, siguiendo con los paralelismos, la UD Almería también ha disputado hasta el momento un duelo de preparación, ante el Vélez CF, equipo del Grupo IV de Segunda RFEF, el pasado 17 de julio, y que acabó con un resultado de 1-0, favorable para los indálicos gracias al tanto de Maras. Una pretemporada con mucho trabajo físico para un conjunto que se ha ido poco a poco reestructurando con el objetivo de adaptase a la siempre exigente Primera División.

Los movimientos en el mercado invernal han sido, hasta el momento, numerosos, siendo así uno de los equipos que más fichajes han realizado en estas primeras semanas de incorporaciones. Por un lado, en cuanto a las bajas, la UD Almería ha rescindido los contratos de Aitor Buñuel, Daniel Carriço y Jonathan Silva, mientras que ha traspasado a Makaridze a la Ponferradina. Además, Cristian Olivera y Javi Robles han salido en calidad de cedidos a Boston River y Fuenlabrada, respectivamente. Por otro lado, en cuanto a las altas, los almerienses han incorporado a coste cero a Arnau Sola, a Martin Sviderski y a Houboulang Mendes.

Sin embargo, el desembolso económico no se ha quedado a un lado, como suele ser habitual desde la entrada de Turki Al-Sheikh, y los indálicos han realizado hasta el momento cinco traspasos: Srdjan Babic, desde el Estrella Roja por 1,1 millones de euros; Gui Guedes, del Vitoria Guimarães, y Alejandro Pozo, del Sevilla, por tres millones de euros cada uno; Marko Milanovic, desde el Partizan, por 3,5 millones de euros; y el prometedor central brasileño Kaiky, que llega desde el Santos por un montante total de uno siete millones de euros. Una inversión total de más de diecisiete millones de euros hasta el momento, que deja en claro que el objetivo de la UD Almería es el de alcanzar la salvación cuanto antes y, por qué no, soñar con cotas más altas en Primera División. Una piedra de toque del máximo nivel para un Córdoba CF que deberá demostrar su valía para tratar de sumar la segunda victoria de la pretemporada.

Etiquetas
stats