El CBM se desinfla en Bordils

.

No pudo traerse nada positivo de Bordils un Cajasur CBM que cayó derrotado por 29-26. Los granates mostraron dos caras muy diferentes, con un buen primer acto, en el que se marcharon al descanso con ventaja mínima, y una segunda mitad plagada de desaciertos e imprecisiones, algo que no perdonó el cuadro local para decantar la balanza de su lado. Una lástima porque se trataba de un rival directo en la lucha por la permanencia, aunque la pista gerundense es de las más complicadas de la categoría.      

El partido comenzó con un clima de máxima igualdad y defensas imponiéndose a los ataques. A los dos equipos les costaba elaborar sus acciones ofensivas en estático, por lo que tuvo que ser con velocidad la manera de romper la dinámica. Porque con un par de defensas eficientes los granates consiguieron contraataques fáciles y pusieron renta de por medio en el minuto 14 (5-8), obligando a solicitar tiempo muerto a Pau Campos.

El Bordils reaccionó nivelando la contienda rápido gracias a un 3-0 de parcial, pero el Cajasur comenzaba a anotar relativamente fácil, llevando la iniciativa en el electrónico apoyado en la efectividad anotadora de Aitor y Antonio, pero un tirón local previo al ecuador volvió a poner la igualada (12-12), con el Cajasur otra vez atascado en ataque. Un postrero gol de Raúl Pavón, con exclusión catalana incluida, dio mínima ventaja al cuadro de Escribano al descanso.

No fue buena la vuelta de vestuarios para el Cajasur. Los granates tenían muchos problemas para atacar la defensa gerundense, que se crecía por momentos, y el Bordils se puso por delante casi de inicio, aunque manejando ventajas mínimas. Romper el muro catalán no era fácil y los de Escribano optaron por penetrar y meter balones a Filipe, para que éste sacara petróleo en forma de exclusiones, pero la cosa no mejoraba y el desacierto en el lanzamiento lastraba a un Cajasur que se vio 20-18 abajo en el minuto 42.

La empresa se ponía fea porque la ofensiva granate no mejoraba a pesar del tiempo pedido por Escribano. Nazario rompió una sequía de siete minutos sin gol visitante, pero el panorama estaba negro porque Bordils anotaba demasiado fácil y el Cajasur se desinflaba por momentos, con un alarmante 22-19 a falta de diez minutos.

Tiempo había de sobra para reaccionar pero las sensaciones para los cajistas eran pésimas, con muchas imprecisiones y superados en todo momento por la escuadra local. El porcentaje de acierto, con fallos cordobeses clarísimos en situaciones de uno contra cero, decidía el duelo poco a poco. Escribano lo intentó con otro tiempo pero el partido parecía decidido, con otro 3-0 de parcial para un Bordils que cogió su máxima renta (25-19) a siete para el final. Los compases finales supusieron un intercambio de tantos y al final los catalanes se llevaron el duelo ante un Cajasur al que casi le sobró una muy mala segunda mitad en la que terminó claudicando por 29-26. 

El ARS ahonda en su propia herida (27-33)

No hay manera. El ARS Naranjas de Palma del Río parece abocado al peor desenlace posible en la presente campaña, después de sumar una nueva caída como local. El cuadro de la provincia aún no ha conseguido inaugurar su casillero de puntos y ya acumula ocho caídas consecutivas. El duelo frente al BM Zamora Rutas del Vino fue un ejemplo más de la dura campaña que atraviesan los palmeños, que no pudieron dominar el encuentro en ningún momento. La losa de ser el farolillo rojo pesa cada vez más, y ya ni el poder del Pandero parece hacer efecto.

De este modo, después de unos minutos de máxima igualdad, los visitantes tomaron la voz protagonista, imprimiendo un parcial que ya han descanso se antojaba prácticamente inalcanzable (10-21). Y así fue, pese a que los cordobeses intentaron la heroica en el segundo tiempo. La relajación de los zamoranos propició sensaciones algo más positivas para el ARS, aunque insuficientes para sacar algo positivo del choque, que se resolvió por un claro 27-33.

Etiquetas
stats