Cartas escondidas de cara a una partida exigente

Pantic pugna con Florin en un entrenamiento. | MADERO CUBERO
El Córdoba y el Real Madrid completaron este martes su segunda sesión de preparación para el choque del sábado | Isco y James Rodríguez trabajaron fuera del grupo en el conjunto blanco

Cuatro días restan para que El Arcángel vuelva a ser escenario de un duelo entre el Córdoba y el Real Madrid. Aunque en realidad será ésta la primera vez que el coliseo ribereño acoja dicho enfrentamiento, pues el último, como todos los que hubo, tuvo lugar en el antiguo estadio blanquiverde. Lo cierto es que la cita del próximo sábado (16:00, Canal + Liga y GolT) no deja a nadie indiferente. La expectación suscitada tiene su reflejo en el lleno absoluto que registrará el campo, después de que antes de las 12:00 de este miércoles el club califal anunciara que las entradas se habían agotado. El ambiente festivo que rodea el partido no alcanza a los equipos, que están metidos de lleno en la preparación del mismo. Tanto unos como otros trabajan desde el martes para llegar a la contienda al mejor nivel y bien armados para dañar al rival. Cualquier detalle, por mínimo que sea, tiene que recibir la atención y el estudio de los dos conjuntos. Por mucho que la batalla resulte desigual, nada puede quedar en el aire.

La exigencia del encuentro será máxima para el Córdoba, pues habrá de hacer frente al vigente campeón de Europa y de Copa, así como de invierno en el campeonato de Primera a falta de un partido -los blancos deben jugar su duelo aplazado con el Sevilla-. Si bien en el conjunto blanquiverde son conscientes de lo complicado que será lograr el triunfo o al menos sumar, no asumen el papel de víctimas. El equipo de Miroslav Djukic cree en su capacidad de sorprender al Real Madrid, para lo que, eso sí, ha de hacer el encuentro perfecto. En ello trabaja la escuadra califal desde este martes, cuando inició los entrenamientos dirigidos a preparar la contienda. La sesión inicial fue a puerta abierta y dejó al descubierto los problemas con que contará el técnico para completar la línea de retaguardia. Las bajas se acumulan después de que el club anunciara la lesión de Crespo. El sevillano se postulaba como lateral derecho ante la ausencia por sanción de Campabadal y en estos momentos es más que seria duda. El miércoles, esa puerta quedó cerrada. El balcánico no quiere mostrar ninguna de sus cartas, mucho menos cuando el adversario cuenta con la mejor sociedad hasta ahora de la competición liguera.

El Córdoba trata también de vivir alejado de la expectación generada por el choque. En ese sentido, menos problemas tiene el Real Madrid, que a 400 kilómetros de la ciudad de los califas también trabaja a puerta cerrada. Los blancos acudirán a El Arcángel con el cartel de favoritos y con un potencial que supera al de su rival. Pero en el conjunto de Ancelotti no quieren dejar nada a la suerte, pues como afirmaba Juan Carlos el martes, "los partidos hay que jugarlos". El conjunto madridista se ejercitó por segunda vez este miércoles en la Ciudad Real Madrid, alejado de la curiosidad de aficionados y cámaras. Esta sesión sirvió para que participaran con Cristiano Ronaldo y compañía dos jugadores del filial. Uno de ellos fue el cordobés Álvaro Medrán. El otro, Rubén Yáñez. Con todo, más significativo resultó el hecho de que Isco y James Rodríguez trabajaran por otro lado, en el interior de las instalaciones. Quizá las dudas también existan en el campeón de invierno, que contará con las bajas de Pepe y Modric. Tanto el zaguero como el centrocampista continúan con sus respectivos procesos de recuperación de las lesiones que sufren.

Etiquetas
stats