Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Lucas Muñoz: “Debutar con Unicaja en ACB es el sueño que siempre quise cumplir”

Cristian López

0

Más protagonismo cordobés desarrollado fuera de la provincia. Un aspecto muy significativo en el terreno del baloncesto, donde la falta de un club de referencia en la ciudad ha hecho que, durante años, los jugadores más destacados tengan que salir para poder disfrutar de dicha disciplina en la división más alta posible. Y sin duda, uno de los proyectos más importantes de los últimos año en clave cordobesa es el de Lucas Muñoz, base-escolta de La Rambla que ha sido el protagonista de esta semana en la sección de 'Tiempo muerto' del canal de Twitch de CORDÓPOLIS. En este sentido, el jugador, que lleva ya una década asentado en Málaga, ha hecho repaso de una trayectoria sólida y con picos de rendimiento realmente sobresalientes.

Es más, tras formarse en el club de su pueblo natal y en el Colegio Virgen del Carmen, Lucas, un fijo con la selección cordobesa y con la andaluza, llamó la atención del Unicaja, que lo incorporó para su cantera en edad infantil. Desde entonces sería también una pieza relevante en las categorías de formación del combinado español. Así, su puesta en escena no pudo ser mejor, convirtiéndose en protagonista desde el primer día. Y ese Unicaja llegó a la final de la Minicopa de 2015 en Gran Canaria, en la que el cordobés fue designado MVP nacional tras ceder únicamente en un emocionante partido final ante el Real Madrid de Kareem Queeley o Usman Garuba.

De ahí en adelante siguió creciendo y llegó, incluso, a debutar con el primer equipo cajista. Y pese a todo ese contexto de élite, su mente siempre estaba en tierra. “Lo importante es la madurez mental y con quien te rodees. Yo siempre he sido realista, aunque me hayan dicho entrenadores que era negativo. La realidad es que cuando sales de la cantera es como una selva, porque hay que sobrevivir. Pasé del Unicaja al Marbella de EBA y esto es un trabajo”, indica, en referencia a un paso que le costó “bastante”, ya que “fue un año difícil porque acabé júnior y yo siempre he tenido claro que tengo que estudiar, pero también quería jugar al baloncesto porque tenía 18 años. La opción buena era Marbella por estar en LEB Plata y estudiar. El cambio se notó bastante”.

Sea como sea, en su memoria siempre estará ese estreno con el equipo malagueño, que de manera oficiosa se produjo en septiembre del 2018 en el Torneo Costa del Sol. Lucas recuerda que “estaba en verano en mi casa y eran las ventanas FIBA. Los jugadores se tenían que ir con su selección y Unicaja tenía 4 o 5 jugadores que se iban. Me dijeron que tenía que venir antes y fuimos unos cinco del júnior. El primer partido fue contra Olympiacos. Me acuerdo la primera vez que salí a la pista. La primera pelota la perdí porque estaba frente a Spanoulis. Después jugamos contra el Madrid en Marbella y nos ganaron de 50 con Tavares, Carroll, Llull. La experiencia fue brutal”. Unos meses más tarde tendría lugar su estreno oficial en ACB, en el Carpena y ante Obradoiro, el cual “no me lo esperaba. Había días que iba a entrenar pero no me esperaba debutar. Se dieron una serie de circunstancias que me dieron la oportunidad. Siempre le estaré agradecido a Luis Casimiro. Salí también algunos segundos en Zaragoza. Es el sueño que siempre quise cumplir. Todos los niños quieren estar ahí”.

Por otro lado, sobre el baloncesto cordobés lamenta que “cada uno hace la guerra por su cuenta”, aunque aún tiene una pequeña espina clavada de jugar en su provincia. De hecho, admite que este pasado verano estuvo cerca de firmar con el Coto Córdoba CB, en caso de que hubiera salido en Plata. “Estuve un mes parado porque estaba obsesionado con eso. Era un equipo que venía del Carmen. No pudo salir porque es muy complicado, pero no he cerrado la puerta a Córdoba”, mientras que sobre el UCB, principal exponente masculino y rival directo de Lucas en la EBA, señala que “han hecho un buen núcleo. Han combinado perfectamente con jóvenes y veteranos, además de la experiencia de Rafa (Gomáriz). El base puede ser el mejor del equipo, pero no hay una súper estrella y compiten muy bien. Cómo es que Córdoba va primero, es porque compiten muy bien. Cada jugador sabe su rol y me alegro porque tengo varios amigos. Ojalá le vaya muy bien con su proyecto y que se consoliden en estas categorías”.

Etiquetas
stats