El legado de los Orozco que brilla en Peñarroya

Familia Orozco tras el partido ante el Betis B.

Hay una saga familiar que hace tiempo que echó raíces en Peñarroya y ahora sigue regando las ilusiones de antaño. La semilla más reciente se sembró en este mercado estival, cuando el Climanavas Agrometal Peñarroya hizo oficial la incorporación del técnico Pablo Orozco para su plantilla sénior, de cara a liderar el proyecto del club en su segundo año consecutivo en liga EBA. Fue ese el vínculo de regreso de un técnico que volvía a su tierra para encabezar un proyecto cuyo legado corría por sus propias venas. De hecho, él mismo jugó con los peñarriblense en Segunda División en la temporada 1992-93, curiosamente con su padre, Jesús Orozco, como entrenador de aquel plantel. Entonces se puso la primera semilla de un vínculo que ahora goza de una salud similar a la de antaño. 

De hecho, el propio técnico cuenta con la presencia de su hijo Gonzalo en la plantilla, el cual se convirtió este verano en uno de los fichajes de la entidad para el nuevo proyecto, aterrizando en el club procedente del Folder Maristas de la N1. Una incorporación también especial para el jugador, que en su momento llegó a declarar sentirse "emocionado por jugar en esta nueva categoría y por estar en el equipo en el que entrenó mi abuelo y jugó mi padre, además de compartir banquillo con mi primo”. Una saga familiar con mucho acento en el cuadro minero. 

En este sentido, durante el último encuentro amistoso del plantel provincial disputado ante el filial bético se produjo un escenario muy especial para los Orozco, puesto que en segunda mitad del partido, con el mismo claramente controlado por los cordobeses, sobre la pista del Lourdes Mohedano llegaron a coincidir los dos hijos del técnico Pablo Orozco, por un lado, Gonzalo, a sus órdenes en el Peñarroya, y en el bando contrario, Alejandro, como parte del plantel sevillano. Además, todo ello bajo la atenta mirada del citado Jesús Orozco, extécnico del club y padre y abuelo de todos los mencionados. 

Sin duda, una vivencia pocas veces vista y que deja a las claras el enorme significado que tiene la entidad minera para dicha saga familiar, que cuenta ahora con dos de sus integrantes en su firme objetivo de seguir creciendo en EBA. De momento, el paso está siendo positivo, puesto que el Climanavas Agrometal Peñarroya acumula importantes victorias en la pretemporada ante el Betis B (88-59), UCB (74-46), Ciudad de Córdoba (49-107) y Colegio Virgen del Carmen (58-70).

Etiquetas
Publicado el
21 de septiembre de 2021 - 05:20 h
stats