Andrés Martín, el niño se hace hombre

Andrés Martín, en un entrenamiento del Córdoba | ÁLEX GALLEGOS

La situación es compleja. No es necesario recordarlo. El Córdoba apenas sabe ganar, lo que le lleva a ser penúltimo en la tabla de Segunda A. Una realidad difícil de la que es aún más complicado extraer conclusiones parciales que sean positivas. Alguna hay entre tanta estadística negativa. Un ejemplo es el crecimiento de Andrés Martín, quien pese a su juventud se gana un hueco en el once del conjunto blanquiverde de unas semanas a esta parte. El atacante aparece además con soltura para marcar gol o dar el apoyo que fuera necesario en la línea ofensiva. El niño se hace hombre, y desea seguir por ese camino en adelante. A poder ser, eso sí, con mejores resultados para el equipo que dirige Curro Torres.

El futbolista natural de la localidad sevillana de Aguadulce, irrumpió de manera clara ya de la mano de José Ramón Sandoval. Pero es el actual preparador del Córdoba el que definitivamente le incluye en sus planes. Él responde a la confianza con trabajo y con dianas: acumula cuatro en Liga, la última ante el Granada, y otro en Copa. “Si el míster me da la oportunidad, yo quiero responder así, con goles. Se me están dando las oportunidades y estoy contento por los goles, a seguir sumando”, expresó Andrés Martín este jueves en sala de prensa. Al joven jugador se le cuestionó si no le pesó el salto del juvenil al primer equipo en un año. “La verdad es que no. Sigo trabajando, yo soy un trabajador”, aseveró.

“Se me están dando oportunidades, el club confía en mí y yo lo estoy aprovechando”, prosiguió después el atacante. Con el Córdoba se le vio jugar ya tanto en punta, como por detrás de éste o por los flancos en la parcela ofensiva. ¿Qué posición prefiere? “Sinceramente, a mí me gusta más de extremo derecho, porque me gusta más estar a pierna cambiada. Me gusta meterme por dentro, asociarme con el punta, disparar. Pero yo juego donde diga el míster”, explicó en este sentido. El sevillano afirmó por otro lado que no le puede la presión de luchar por la permanencia, puesto que ya la pasada campaña tuvo que pugnar por ella con el filial en Segunda B. Aquello terminó en descenso, pero le sirvió para aprender.

“Todo ayuda. Esa experiencia del año pasado ayuda mucho. También la plantilla del año pasado tuvimos ese año malo y al final salió bien, esperamos que éste salga igual”, indicó en referencia a la salvación del Córdoba de la 2017-18. Pero no todo había de ser materia personal. A Andrés Martín se le preguntó también por el equipo de Curro Torres, que consideró tiene que “controlar más los partidos, es lo que falta”. La primera oportunidad para empezar a hacerlo la tienen los califales el domingo (16:00) en Almería, ante “un rival complicado”. El atacante advirtió de que el cuadro rojiblanco es “muy vertical y tiene jugadores muy rápidos”. “Vamos a intentar cometer los menores errores posibles para que sus contras no nos hagan daño”, añadió.

Etiquetas
stats