EL SELFI ENTREVISTA
Vértebro: “Todo caduca muy rápido”

El Selfi de Vértebro.

Ángela López, Juan Diego Calzada y Nazario Díaz, o lo que es lo mismo, Vértebro, están de vuelta. De hecho, estos días han estado en Córdoba, aprovechando las navidades para ultimar los ensayos previos a la representación de su nuevo montaje, Una imagen terrestre, que estrenan en el Centro de Cultura Contemporánea Conde Duque de Madrid los próximos días 13 y 14 de enero.

Vértebro vuelve con 'Una imagen terrestre', que estrenarán en enero en Madrid

Vértebro vuelve con 'Una imagen terrestre', que estrenarán en enero en Madrid

Hablar de Vértebro es hablar de una de las compañías de teatro de vanguardia y experimental más importantes de España. También de una de las más ninguneadas en Córdoba, donde el grupo lleva sin estrenar desde el año 2017. De tal manera que los espectadores cordobeses no han podido ver su Díptico por la identidad, que incluía las obras Jura de bandera y Dios tiene vagina, y que llevó incluso a un intento de boicot por parte de la asociación ultracatólica Hazte Oír tras su representación en Madrid.

Lejos de aquel ruido, Vértebro han buscado para su nueva obra un nuevo enfoque. Ellos mismos dicen que Una imagen terrestre es un renacimiento. Y de eso, y de otras cosas, hablan en esta entrevista.

PREGUNTA. Que Vértebro renazca como Jesucristo después de las fiestas no puede ser una mera coincidencia.

RESPUESTA. Este renacer no tiene nada de católico ni religioso. Es mucho más pragmático o relacionado con el obrar de la tierra. Decidimos parar de manera consciente y meditada en 2019. Tener un tiempo de reposo, de contemplación, un barbecho. Después también llegó la pandemia y todo el camino se allanó en ese sentido.

P. ¿Cuánto ha cambiado la obra desde su estreno en el festival TNT de Terrassa?

R. Ha cambiado mucho. Le hemos dado literalmente una vuelta de ciento ochenta grados. Aún mantiene la esencia y austeridad de aquella primera versión de octubre de 2021, estrenada en el Festival TNT, pero ahora esa esencia se ha desplegado hacia otro tipo de narrativa más abierta y acumulativa. Es lo bueno de trabajar en una disciplina artística donde nada se cierra para siempre. Y el 2022 nos ha servido para adentrarnos nuevamente en la pieza y ver dónde queríamos colocarla.

P. ¿Es esta la obra más silenciosa de Vértebro?

R. Internamente o emocionalmente sí y externamente o artísticamente no. En la obra trabajamos el ruido como silencio, un mantra que genera una saturación sonora. A esto lo llamamos ‘silencio sonoro’. Lo que generalmente entendemos por silencio, el ‘silencio real’, aparece poco en la propuesta, pero cuando se manifiesta se hace mucho más presente. De la misma manera que existe un desplazamiento entre la imagen y la palabra, la pieza propone una relación de sustitución entre silencio y sonido.

Imaginamos (la tierra) como un lugar utópico más que distópico

P. ¿Cómo ha cambiado Vértebro y sus integrantes desde el estreno de Díptico por la identidad y cómo ha permeado este cambio vital en la obra?

R. Ahora cada una vive en un lugar distinto. Comenzamos Díptico por la identidad viviendo las tres en el mismo lugar, en Córdoba. Durante los años de creación de ese universo, que fueron siete trabajos en siete años, comenzamos vidas más o menos nómadas y desplegamos nuestro trabajo de manera individual o con otros artistas. Ir manteniendo la pulsión del trabajo conjunto ha sido toda una proeza, nada fácil, y con mucha energía invertida. Ahora, creemos que este nuevo hábitat se ve reflejado en la obra de una manera clara respecto a la narrativa conjunta que construimos, pero desde cierta individualidad. Hay algo de eso en Una imagen terrestre. Una familia que se reencuentra y se conoce, pero que también se reconoce nuevamente.

P. Habláis de sobrepoblación y de la incertidumbre que azota a la humanidad. No parece una comedia muy ligera.

R. Desde el principio, imaginamos un lugar utópico más que distópico, enfocar ese tipo de temáticas, a las que habíamos llegado en nuestro proceso de investigación en torno a autoexplotación, distopías, eco-tecnología, siempre desde una perspectiva positiva, constructiva. Finalmente, todas esas preguntas que nos tocaban, fueron organizadas a través de un dispositivo compuesto por descripciones habladas de imágenes que no vemos, por lo que la forma fue ganando consistencia y objetividad en relación al contenido. Una imagen terrestre no es una obra dramática, más bien es una situación para ser contemplada.

P. Volvéis a encontrar financiación fuera de Córdoba. ¿Cuánto tiempo lleváis sin estrenar un montaje en vuestra ciudad?

R. No hemos recibido ninguna invitación para presentar en Córdoba ninguna de nuestras piezas desde 2017.

P. Sí que ha colaborado en la obra el C3A, ¿cómo se ha fraguado esta colaboración?

R. Hubo una primera etapa, allá por 2019, donde organizamos un taller de investigación en materiales plásticos facilitado por el escultor Álvaro Albaladejo. Fue un trabajo que realizó generosamente para Vértebro, del cual sacamos algunas ideas con las que seguir construyendo. La segunda parte ha sido gracias a Javier Sánchez, coordinador de programas públicos de la Fundación TBA21, en relación a las visitas realizadas en torno a la exposición Futuros abundantes en tiempos convulsos del TBA 21. Fueron unas aperturas de proceso en las cuales testeamos el material textual con espectadores, en un espacio más cercano al cubo blanco.

P. ¿Cuál creéis que es la foto fija de un creador teatral español en estos momentos?

R. Pues la foto fija del creador es la imposibilidad de fijar nada. Todo se caduca muy rápido.

P. ¿Quién de vosotros es más esclavo de la imagen y a quién le da más pavor las noticias del telediario?

R. Ninguna de las tres tenemos televisión en casa. Desde hace años. Y respecto a la imagen, también hace tiempo que destinamos todos nuestros pensamientos, en ese sentido, al trabajo artístico. En la cotidianidad de nuestra vida, la idea de la imagen está en un lugar bastante bastante tranquilo o equilibrado.

P. Para terminar, ¿cuál es la mejor imagen terrestre de este inicio de 2023 y por qué la rave de La Peza en Granada?

R. La rave de La Peza en Granada sería una imagen muy de Una imgen terrestre pero lo más importante de este acontecimiento es cómo los vecinos y vecinas del pueblo han acogido dicho evento, incluso asistiendo, y cómo quieren que vuelvan el año que viene. Lo ocurrido con la rave de La Peza manifiesta algo poderoso. 

Lo ocurrido con la rave de La Peza manifiesta algo poderoso

Etiquetas
stats