El último concierto de Manuel Molina en Córdoba

.
El guitarrista se despidió de la ciudad el pasado mes de enero con una actuación en la sala Golden junto a su hija Alba Molina

Manuel Molina ha muerto esta noche en su casa de Sevilla, víctima de un cáncer del que se negó a ser tratado. El 15 de enero de 2015, el guitarrista, compositor y cantaor dejó un regalo en Córdoba: su último concierto. El regalo lo entregó en la sala Golden, donde actuó junto a su hija, Alba Molina, en un intenso concierto donde dos generaciones aparecieron unidas por el talento y un espíritu abierto a nuevas influencias.

Sus restos serán trasladados a mediodía al Teatro Romero de San Juan, en el municipio sevillano de San Juan de Aznalfarache, donde se abrirá la capilla ardiente. Pero en Córdoba aún queda el recuerdo del concierto inolvidable en la sala Golden.

“Que nadie vaya a llorar, que nadie vaya a llorar, el día que yo me muera. Es más hermoso cantar, aunque se cante con pena”, cantaba Manuel Molina.

Etiquetas
stats