La Toga lleva una obra de Arniches al Teatro Góngora para ayudar un proyecto de Fepamic

La Toga Teatro, en el Duque de Rivas

Humor para apoyar una causa solidaria. El próximo sábado, 11 de junio, la Toga Teatro, el grupo de teatro aficionado del Colegio de Abogados de Córdoba, llevará a las tablas del Teatro Góngora Es mi hombre para ayudar a la Fundación de la Federación Provincial de Asociaciones de Discapacidad Física y Orgánica de Córdoba (Fepamic) y, más concretamente, al programa Havita, con el que presta ayuda a las familias de los menores que vienen desde fuera a Córdoba para operarse.

La obra no es ajena a este grupo de abogados reconvertidos en actores, técnicos y teatreros, ya que lleva 20 años en activo. Ya la representaron en el Salón de Actos del Teatro Duque de Rivas, en la Escuela Superior de Arte Dramático de Córdoba. Es la producción más ambiciosa de La Toga, ya que cuenta con 27 actores sobre el escenario. Además, al poder estrenarla en el Góngora, se ha ampliado la escenografía, buscando aumentar también el impacto de la función.

El libreto es el de Es mi hombre, una tragicomedia escrita por Carlos Arniches ambientada en el Madrid castizo de los años 20 y que narra la historia de Antonio Jiménez, un hombre bueno y apocado, comido por la miseria y agobiado por las deudas, que se ve obligado a desempeñar los más grotescos empleos para salvar del hambre a su hija. Risas aseguradas para una función solidaria y para la que quedan pocas entradas.

La vicedecana del Colegio de Abogados de Córdoba, Concepción Ortega, ha remarcado que es “un auténtico privilegio tener la oportunidad apoyar el encomiable trabajo que desarrolla Fundación Fepamic”. “Lo cierto es que la labor de este magnífico elenco de actores que conforma la Toga Teatro– abogados y abogadas en su gran mayoría- que ya acumula 20 años de trayectoria sobre los escenarios, y de forma muy concreto, el trabajo de su directora, Marina Pérez, siempre ha estado vinculada a fines benéficos y de hecho, todas las representaciones que hasta ahora han llevado a cabo se han realizado con este fin”, ha recordado Ortega, que se ha mostrado “segura que esta será la primera de futuras colaboraciones entre Fundación Fepamic y el Colegio de Abogados de Córdoba”.

Por su parte, Sara Rodríguez, presidenta de Fepamic, ha destacado la importancia que tienen este tipo de colaboraciones, que además demuestran que “discapacidad y cultura no están reñidas”. Al mismo tiempo, ha insistido en que la discapacidad es una tarea de todos, que afecta a todos los estamentos, de forma que ha considerado muy positiva una colaboración como ésta, en la que el Instituto Municipal de Artes Escénicas (IMAE) pone el escenario y el Colegio de Abogados el trabajo de su grupo de teatro para un fin solidario.

Sobre Havita

El programa de alojamiento Havita hogares temporales, pero hogares de la Fundación Fepamic, está pensado para la atención a pacientes que precisan asistencia sanitaria altamente especializada y que, por determinadas circunstancias, puede prolongarse por un tiempo indeterminado. Con el fin de solventar todas las necesidades de alojamiento para las familias, la Fundación de la entidad cordobesa pone a disposición el programa Havita.

Este proyecto se ofrece de manera gratuita a niños y adultos enfermos y a sus familiares que, por hospitalización o necesidad de tratamiento, suponga el traslado de su residencia habitual a la capital cordobesa. Se pretende crear, de este modo, un espacio habitacional, en el que los pacientes en tratamiento, y/o familiares de enfermos hospitalizados, dispongan de un lugar lo más parecido posible a un hogar.

Existe una doble vertiente a conseguir con el desarrollo de este proyecto. Por un lado, contar con recursos de alojamiento necesarios para poder atender a las familias (en la mayoría padres de neonatos con cardiopatías) que se desplazan a Córdoba para recibir asistencia sanitaria altamente especializada, y, por otro, que ningún menor tenga que estar en régimen de hospitalización si no es estrictamente necesario.

Etiquetas
stats