La obra 'American dream', primer premio de poesía Enrique Pleguezuelo

Ramón Rodríguez, a la izquierda, recogiendo su premio.

Ramón Rodríguez Pérez, con la obra American dream, se ha alzado con el primer premio de poesía Enrique Pleguezuelo, convocado este año por vez primera en memoria del poeta fallecido en 2014 y que ha generado una notable respuesta entre el colectivo poético, ya que optaban al premio 209 composiciones procedentes de una veintena de países (Argentina, México, Chile, Cuba, Perú, Estados Unidos, Uruguay, Brasil, Ecuador, Colombia, Nicaragua, Francia, Canadá, Suecia, República Dominicana, Grecia, Libia, Serbia, Venezuela y El Salvador), así como de 39 provincias españolas. El falló se leyó en la sede del Círculo Juan XXIII.

El jurado se reunión el pasado 30 de junio y estaba integrado por los profesores María Jesús Monedero y Rafael Ruiz y el editor Manuel Patiño. Isolda Anta Fuentes fue una de las finalistas. El ganador recogió de manos de Rafael de la Virgen, directivo del Círculo Cultural Juan 23, la escultura creada ex profeso para la ocasión por Pepe Balmón, así como el diploma acreditativo, y leyó el poema vencedor, siendo muy aplaudido por el público asistente.

El acto de la entrega de premios sirvió igualmente para presentar el cuadernillo literario a todo color editado por el Círculo Cultural Juan XXIII y que recoge tanto el poema ganador como otros nueve finalistas seleccionados por el Jurado al entender que confluían en los mismos méritos suficientes de calidad literaria.

Ramón Rodríguez Pérez (Villa del Río, 1962) ha centrado sus actividades creativas en diferentes frentes: la plástica, la poesía, la narración breve o las investigaciones históricas, con trabajos aparecidos en actas congresuales y revistas académicas como Anaquel de Estudios Árabes o Numisma, entre otras. Licenciado en Geografía e Historia, reside en Córdoba y laboralmente es funcionario de Correos.

Como poeta, es autor de Los días distintos, poemario con el que obtuvo en 2007 el accésit del XVII Certamen de Poesía “Rosalía de Castro”, y del cuaderno Columbario, publicado por Detorres Editores en 2013. Inédito permanece aún su último trabajo, titulado provisionalmente La casa del padre.

Como narrador se ha prodigado en los últimos años en el campo del relato corto, obteniendo premios como el del IV Concurso de Relato Breve “Museo Arqueológico” o el XI Premio “Únete”. Una selección de ellos fue recogida en 2011 en el libro El viajero inmóvil, editado por la firma cordobesa Paso de Cebra.

Etiquetas
stats