Medina Sonora

Las estrellas de Medina Sonora inmortalizan una velada de música en Miraflores

Conciertos Medina Sonora LEÓN BENAVENTE

Este sábado desde media tarde, Miraflores fue testigo del festival de música Medina Sonora, que inmortalizó una velada con un mix de distintas bandas que lo dieron todo  para conquistar a Córdoba. Para dar la bienvenida a octubre, el festival contó con dos escenarios donde actuaron bandas como; Ortiga, Delaporte, León Benavente, Alizzz, Karavana, Jimena Amarillo y Colectivo Da Silva por cortesía de Momentos Alhambra. . 

Delaporte y sobre todo su vocalista supieron dominar el escenario donde la música electrónica no faltó, al igual que los bailes y saltos de su cantante. Los espectadores bailaron al ritmo de Cariñito, y Un  jardín. Cabe destacar el trabajo de los músicos de esta banda y del entusiasmo del grupo  al completo, que como dice su vocalista “llevamos 40 festivales y todavía quiero más”. Un espíritu incansable que supo transmitir al público.  

Llegó el turno de Jimena Amarillo, que quiso desde el primer momento el feedback del público. Además  se animó a enfocar a los espectadores en varias ocasiones o  incluso de animarles a bailar. El grupo regaló sobre las ocho de la tarde temas como : Cafeliko, 3  amigas tuyas.  

A las 21:30  se subió al escenario  Alizzz, uno de los platos fuertes de la noche. El cantante recordó el tema que tiene con la ganadora de Operación Triunfo Amaia, El encuentro  o Disimulao. Pero cuando se sintieron los latidos del público fue cuando ofreció a Córdoba el tema : Antes de morirme, canción que recuerda a C. Tangana y Rosalía. 

Un recordatorio a Los Planetas y unas cuantas anécdotas en las que aparecieron las mujeres cordobesas y el famoso refrán sobre su  belleza fueron otros de los atractivos del concierto.  

Poco después llegó el turno de Karavana, un grupo que supo transmitir el “buen rollito” desde el minuto uno. Y  como dice su canción llevan a rajatabla la frase “te juro que me van a sobrar excusas para irme a bailar”.

Y llegó  el final, dándole el relevo a León Benavente, un grupo al que los espectadores esperaban con muchas ganas y que no defraudó. Pusieron la guinda a un festival que nos deja clara la idea de que hay que  “aprovechar el tiempo que nos quede hasta la muerte”.

Etiquetas
stats