Córdoba baila 'swing' para dar comienzo al Festival Cordoblues

Pasacalles inaugural del Festival Cordoblues.

En el Bulevar Gran Capitán han comenzado a sonar los primeros acordes de blues que inundarán la ciudad durante el fin de semana por el Festival Cordoblues. La agrupación malagueña The Farataos Jazz Band ha hecho sonar las notas para que los bailarines de la escuela cordobesa Deedee Swing Córdoba llevaran el swing a los espectadores, que curiosos han parado sus paseos y compras para admirar el desfile. Y paso a paso, han ido captando las miradas desde los más pequeños hasta los más grandes.

Pero los pasos más marcados y coreografiados han llegado en la esquina del Bulevar con la calle Gondomar, donde los bailarines han realizado la primera coreografía con la que los más curiosos se han reunido en corro a su alrededor. Su profesora Isabel ha guiado a los once alumnos que han sacado todas sus ganas para mostrar a los espectadores sus mejores pasos de baile.

Su profesora Isabel ha mostrado su alegría porque el festival vuelva a las calles de la ciudad, además, ha contado a Cordópolis que “siempre había visto el festival cuando era pequeña y quería participar, ahora me veo inmersa y me alegra muchísimo que haya podido retomarse”. Tanto se ha inmerso en el swing que ha podido montar su propia academia de baile con la que se reúnen “para divertirnos y reírnos”. Su lema para este año, señala, es Swingríe.

Tras su incorporación al grupo de baile, Isabel ha vuelto a guiar al grupo que ha acaparado las miradas de todos los viandantes por la calle Gondomar. Clientes y trabajadores de los numerosos comercios no han podido evitar asomarse a las puertas para observar el desfile que a muchos ha pillado por sorpresa. Los móviles se han alzado para inmortalizar el momento, incluso hay quien ha mostrado en videollamada el espectáculo. Los aplausos de la gente han ayudado también a marcar el ritmo del baile.

El festival, que tras once años ha vuelto a Córdoba lo hace renovado según ha detallado su organizador, José María Aljama. “En esta ocasión podemos tener actividades paralelas”, y además, el swing se acerca a los cordobeses en vez de que estos tengan que acercarse a él. “Con el Cordoblues Distrito tenemos los talleres de armónica, de guitarra, de swing, dos proyecciones en la filmoteca y la presentación del libro Todoblues, entre otros”.

En la Plaza de las Tendillas, un número aún más numeroso de cordobeses se ha sumado al espectáculo como espectadores, pero también como participantes. Los hay que se han unido directamente al grupo o quienes han bailado escondidos tras la multitud. Pero a pocos se les ha resistido el leve movimiento de pies al compás de la música.

Tras bajar hasta la Corredera moviendo sus pies y los paragüas de colores, los bailarines se han agrupado por parejas para bailar las últimas canciones. Las conversaciones en las terrazas de los bares se han parado para centrar las miradas en el grupo, en los músicos y en la alegría con la que han irrumpido en la plaza. Sin duda, un comienzo de festival con toda la buena energía del blue, que tras el desfile se ha trasladado al primer concierto de este en el Teatro Cómico de la mano del artista granadino Joaquín Sánchez.

Etiquetas
stats