Miguel Bosé abraza la dehesa

.

El Miguel Bosé de ayer y de hoy abrazó en la madrugada de este sábado la dehesa de Los Pedroches. El cantante abrió el cartel del Slow Music Pozoblanco, una novedosa iniciativa, un festival de música entre encinas junto a las instalaciones del campo municipal de golf.

Bosé llenó el espacio acotado para el concierto y conquistó a su público, de todas las edades. El artista hizo vibrar a sus fans arrancando un concierto con sus últimos temas, pero recordando a los que le hicieron famoso y superventas. El público vibró, especialmente al final, coreando los temas de Sevilla o Amante Bandido.

El Slow Music de Pozoblanco continúa este sábado con el concierto de Manuel Carrasco a las 22:30. La apertura de puertas está prevista para dos horas antes de que comiencen las actuaciones con acceso a las zonas de restauración.

Este festival es una iniciativa novedosa del Ayuntamiento vallesano. El musical Toy Story fue el encargado de inaugurar esta nueva cita con la música para toda la provincia de Córdoba.

Etiquetas
stats