Luis Antonio de Villena abre el baúl de sus recuerdos

Luis Antonio de Villena
El escritor presenta su primer volumen de memorias El fin de los palacios de invierno (Pre-Textos) el viernes en Córdoba

El fin de los palacios de invierno "La auténtica medida de la vida es el recuerdo". La cita de Walter Benjamin abre El fin de los palacios de invierno, el primer volumen de memorias de Luis Antonio de Villena, que recorre sus recuerdos de infancia y primera juventud (1951-1973). El escritor lo dedica a su madre, Ángela García Arteaga, fallecida al poco de que se pusiese el punto y final a sus páginas.

El viernes 20 a las 20 tiene una cita con sus lectores de Córdoba, en La República de las Letras, en la que estará acompañado por la catedrática de Literatura de la UCO, María de los Ángeles Hermosilla.

"Cuando uno considera su vida sabe que deja muchas cosas calladas, pese al afán, al deseo de expresarse. No se puede decir todo". Así comienza a recordar De Villena su infancia de "niño hipermimado y la juventud de un muchacho hedonista", como lo define el crítico Antonio Lucas, que encuentra en la literatura "el bálsamo, el cobijo, la maravilla".

El escritor asegura no narrar nada "que empezara después", pero sí culminar después "historias y relaciones que empezaron antes", como su amistad con Vicente Aleixandre. "No deseo adelantar nada porque creo que el libro es jugoso. Al principio hablo más de familia y amigos y luego (al menos la mitad del libro) la vida universitaria y literaria que conocí ya desde mis 18 años". En el libro, editado por Pre-Textos –"y creo además que la edición es francamente bonita"– , De Villena navega en la intimidad del escritor, aunque él mismo crea "que puede ser sano" (con pequeño e inevitable pudor) conocer lo íntimo".

"¿Narra este libro el nacimiento o aún la fabricación –de inicio involuntaria– de un personaje literario?" se pregunta el escritor Fernando Delgado. "Yo siempre me he sentido raro porque casi todo en mi vida lo ha sido de alguna manera sin yo proponérmelo", responde Luis Antonio.

Luis Antonio de Villena, nacido en Madrid en octubre de 1951, es licenciado en Filología Románica. Realizó estudios de lenguas clásicas y orientales, pero se dedicó, nada más concluir la universidad, a la literatura y al periodismo gráfico y después al radiofónico. Además, ha dirigido cursos de humanidades en universidades de verano y ha sido profesor invitado y conferenciante en distintas universidades nacionales y extranjeras.

Publicó, con diecinueve años, su primer libro de poemas, Sublime Solarium. Sus últimos libros son Cuerpos, teorías, deseos (Poemas escogidos) y Lúcidos bordes de abismo: Memoria personal de los Panero (ensayo). Su extensa obra creativa –en verso o prosa– ha sido traducida, individualmente o en antologías, a muchas lenguas y posee multitud de premios. Ha escrito y escribe artículos de opinión y crítica literaria en varios periódicos españoles desde 1973. Ha participado en numerosos programas televisivos y sobre todo radiofónicos. Actualmente colabora en El Mundo y en Radio Nacional de España. Ha hecho distintas traducciones, antologías de poesía joven y ediciones críticas.

En El fin de los palacios de invierno hay madurez intelectual e inmadurez sentimental. "Mi quizás erróneo pero lúcido y creativo idealismo estético, mi familia materna hacendosa y la más derrochadora de mi padre, empezando por él mismo… . " Todo eso (y más) está en el libro y en la charla cordobesa de mañana, día 20. "Como suelo decir: todos invitados. Y ojalá os interese una vida extraña. ¿No es extraña toda vida, incluso el mero hecho de estar vivo? El fin de los palacios de invierno. Memorias, claro. Buenas y malas memorias…".

A este volumen le seguirá el del final de la juventud y la vida adulta. Aquellos días de la Movida, los años del hedonismo, las tardes de desengaños, los momentos oscuros, las amistades traicionadas, las fiestas fabulosas, las noches bárbaras, la literatura como un todo.

Etiquetas
stats