El periodista Jose María Martín ejerce de guía para visitar la Córdoba literaria

Un momento de la ruta literaria de José María Martín.

El periodista Jose María Martín, del programa de ayudas a la creación córdoba ciudad de las ideas, ha dirigido este sábado una ruta literaria por varios puntos de la ciudad. Organizada por Córdoba ciudad de las ideas y la Fundación Artdecor.

Un recorrido que ha estado lleno de referencias literarias, de las del libro de textos históricos “Paseos por Córdoba” de Tedomiro Ramírez de Arellano, a las que del concepto del espacio que desarrolla en el “Especies de espacios” francés Georges Perec: “Vivir es pasar de un espacio a otro sin tropezarse”.

Según informa Córdoba ciudad de las ideas en un comunicado, el itinerario, que ha arrancado en el patio de la Mezquita y ha continuado después con un breve paseo por su interior, ha evolucionado hasta la Puerta de Almodóvar para transcurrir después por el barrio de Ciudad Jardín. En la calle Damasco, Martín ha hecho una emotiva parada en la que ha leído un poema de Elena Medel seguido de la lectura de Nosotros del poemario póstumo de Nacho Montoto al que ha evocado con unas emotivas palabras junto al número de la calle en que vivió.

La ruta se ha adentrado desde aquí por las calles del Nuevo Zoco hasta desembocar en la zona de nuevas viviendas a las que, en los últimos años, se ha desplazado una buena parte de la población. El debate ha surgido aquí en torno a la denominación popular que acaban recibiendo estas zonas que, de manera casi natural terminan adoptando los nombres del centro comercial o la gran superficie en torno a la cual se crearon.

Espacios que reemplazan así el lugar simbólico que ocupaban hasta ahora las iglesias en los barrios. Para Martín, lo interesante de haber llevado a cabo estos paseos con el objetivo de escribir después sobre ellos, era el hecho de arrancarlos siempre desde el corazón del casco histórico. De ahí que sus recorridos hayan partido siempre de la Mezquita Catedral desde donde ha ido dirigiendo sus pasos hacia los distintos barrios, para encontrar en el camino las claves que se han producido en la evolución de la vida en Córdoba en los últimos años.

“Los restos de la muralla demuestran que hubo 55 hectáreas de ciudad frente a las 2900 hectáreas actuales, lo que habla del volumen de la expansión que ha experimentado Córdoba”, explica. El recorrido ha finalizado en la calle del Campo, en el Parque Azahara, el punto que marca el límite urbano al oeste de la ciudad. Un espacio abierto al horizonte en el que ha evocado la idea de viaje con los ensayos marítimos de Joseph Conrad en la mano y la lectura de un pequeño fragmento de su libro El espejo del mar. 

Etiquetas
stats