El Inca Garcilaso ya tiene busto en la capital cordobesa

.
La alcaldesa, Isabel Ambrosio, destaca la importancia de su concepto de "mestizaje" como herramienta clave para entender la sociedad actual | El acto contó con la presencia del embajador de Perú, que destacó la unión de la cultura europea y americana en su persona

Un ejemplo de la importancia del mestizaje en el ámbito de la cultura, una figura pionera, un adelantado a su tiempo y, por supuesto, una figura clave en Córdoba, donde pasó los últimos años de su vida. Con estas palabras se descubrió, en el IV centenario de su fallecimiento, el busto del Inca Garcilaso de la Vega, que desde ayer luce frente a la casa del Indiano en la capital cordobesa. Un sencillo acto al que asistieron la alcaldesa, Isabel Ambrosio; la consejera de Cultura, Rosa Aguilar; el presidente de la Diputación, Antonio Ruiz; el alcalde de la localidad de Montilla, Rafael Llamas y el embajador de Perú en España, Rafael Roncagliolo.

Al respecto, la alcaldesa destacó que "fue pionero hace cuatro siglos, sin sospechar que 400 años después esa herramienta, el mestizaje, iba a ser fundamental e imprescindible para el entendimiento entre los distintos pueblos", al tiempo que ha apuntado que "el Inca Garcilaso, además de tener ese reconocimiento sobre su papel en la literatura, se adelantó a su tiempo y eso es lo que recibe como un homenaje este sábado en la ciudad en la que reposan sus restos".

En este sentido, ha destacado que "se considera el primer mestizo biológico y espiritual de América, asumió y concilió perfectamente sus dos herencias culturales: la indígena y la europea, y llegó a ser bautizado como ese príncipe de los escritores del Nuevo Mundo". Por tanto, ha agregado, "hoy, 400 años después, la ciudad de Córdoba, que tanto amor le dio y en la que vivió sus últimos 25 años, quiere rendirle este sencillo homenaje" con la colocación de un busto suyo en "un rincón singular de la ciudad del que se sentiría muy orgulloso".

Etiquetas
stats