Cuando la guerra en Ucrania sorprende en el escenario: la historia de cómo el Ballet de Kiev ha podido llegar a Córdoba

Ballet de Kiev.

Una guerra arranca vidas. El asesinato de personas es la realidad de un conflicto bélico que deja tras de sí proyectos y familias rotas, ciudades destruidas y una sociedad en estado de putrefacción. Cuando la contienda en Ucrania comenzó en febrero de 2021, miles de vecinos del país del Este tomaron la dura decisión de abandonar su lugar de origen o residencia, tal y como lo hicieron las bailarinas y los bailarines del Ballet de Kiev, a quienes, de la noche a la mañana, les arrebataron sus vidas y su trabajo. Gracias a la empresa Goldberg Management, estos profesionales están girando por España y este sábado llegarán al Gran Teatro de Córdoba con El Lago de los cisnes.

Tal y como explica a CORDÓPOLIS el promotor de la gira, Ignacio Iturrarte, la entidad tuvo la oportunidad de contactar con Viktor Ishchuk, primer bailarín solista del Teatro Nacional de la Ópera de Kiev y fundador del Ballet de Kiev“. En ese contacto se planteó la posibilidad de organizar una gira por España. El primer reto era ”intentar dar“ a estos profesionales ”cinco meses de trabajo“. Afortunadamente, este desafío se ha conseguido con creces.

Desde 2017 hasta que estalló el conflicto bélico en Ucrania, el Ballet de Kiev ha protagonizado más de 500 representaciones, consiguiendo el apoyo de los principales nombres de la escena ucraniana, lo que le llevó a ser invitado a los teatros más importantes de todo el mundo, como Suiza, Alemania, Francia, Polonia, Croacia, China, Ucrania o México. Sus componentes han adaptado a su forma de entender el ballet títulos clásicos como el que este sábado traen a Córdoba y otros como El Cascanueces, La bella Durmiente, Don Quijote, Giselle, Carmen, Scheherazade, Les Sylphides, La Cenicienta, Zorba el griego o Eyes wide Shut.

El inicio de la guerra cambia la historia del Ballet de Kiev

Sin embargo, la invasión de Ucrania por parte de Rusia ha cambiado la historia de toda la población ucraniana y, también, la del Ballet de Kiev. Los artistas se enfrentaron a una “parálisis total” ya que el único objetivo era “intentar protegerse para seguir viviendo”, apunta Iturrarte, que lamenta cómo algunos bailarines, fundamentalmente hombres, no han podido salir de Ucrania. Aún hoy, reconoce el promotor, “la mayoría de las bailarinas y bailarines tienen a sus familias o parte de ellas en Ucrania”, por lo que subirse al escenario “les puede ayudar a evadirse varias horas al día de los problemas que puedan tener sus familias”. Emociones a flor de piel.

Dado el éxito que está experimentado esta gira, desde Goldberg Management ya piensan en el futuro “con el reto de seguir dando contratos de trabajo a cada bailarina y bailarín y poder poner en escena a esta maravillosa compañía por todas las ciudades de España”. La actual gira incluye más de cien actuaciones durante los meses de otoño e invierno en Málaga, Sevilla, Granada, Jerez de la Frontera, Almería, Valencia, Alicante, Coruña, Burgos, Bilbao, Valladolid, Oviedo, Vigo, Ferrol, Santiago de Compostela, Pontevedra, Santander, Pamplona, Logroño, Palencia, Ourense, Zaragoza, Murcia, Elche, León, Albacete, Soria, Cáceres, Badajoz, Salamanca, Toledo, Ávila, Sabadell, Reus y Ciudad Real, además de Córdoba.

También llegará a ciudades como Estepona, Huercal-Overa, Altea, Plasencia, Cangas de Morrazo, Cartagena, Roquetas de Mar, Alcoy, Tudela, Puertollano, Valdepeñas, Orihuela, Talavera de la Reina, Villanueva de la Serena, Avilés, Vilagarcía de Arousa, Alcázar de San Juan, Xativa, Manzanares y Torrent.

Parte de las entradas se destinará a ayudar a Unicef en su labor humanitaria en Ucrania

El espectáculo que presentará el Ballet de Kiev será más especial si cabe dado que una parte de las entradas vendidas, 1,5 euros, será donada a Unicef para así apoyar su labor en la protección a los niños y familias afectados por la guerra, tanto en Ucrania, como en los países vecinos donde se han refugiado.

Desde Unicef señalan que exponen que “el pueblo de Ucrania ya ha sufrido más de ocho meses de guerra y está a punto de soportar las penurias añadidas del invierno, pues se prevén temperaturas bajo cero y fuertes nevadas tanto dentro del país como en los territorios vecinos”. Unicef está preparado para proporcionar refugio y suministros contra el frío a las familias más afectadas, mientras la infraestructura civil de la que dependen -como hospitales, escuelas y redes de agua- sigue recibiendo ataques.

Por último, Unicef advierte de que “la guerra ha causado una crisis aguda de protección infantil”, de modo que “los niños que huyen del conflicto corren un riesgo significativo de separación familiar, violencia, abuso, explotación sexual y trata de seres humanos”, a lo que agregan que “la mayoría de ellos han estado expuestos a eventos profundamente traumáticos”.

Etiquetas
stats