Embusteros: “Este disco es carne de cañón de festivales”

La banda cordobesa Embusteros | TONI BLANCO

Son el milagro indie cordobés. Al menos, el proyecto que ha dado esta ciudad que mejor se ciñe a los cánones que han marcado para este estilo en el imaginario popular Julio Ruiz y Disco Grande de Radio 3: temazos guitarreros, estribillacos y letras en español. Y la prueba está en el vídeo en el que se les ve poniendo patas arriba el Festival Sonorama de Aranda de Duero, que viene a ser para los indies como El Rocío para Agustín Pantoja.

Mentir no mienten. Se llaman Embusteros y son cuatro: José Espín (voz principal y bajo), Germán Muñoz (guitarras y coros), Rafa Urbano (guitarra y coros) y Faly (batería). Hace justo dos años editaron La Verdad (Warner), el disco que los colocó en la boca (literalmente) de muchos. Este febrero vuelven con una segunda ronda de mentiras, titulada Pequeño Universo (Sideral).

Antes de presentar el disco y tocar alguna canción en Discos Vitalogy, José atiende a CORDÓPOLIS y nos invita a vino. Es viernes por la tarde, hay un disco que presentar en sociedad, un puñado de actuaciones nacionales cerradas y otras tantas por cerrar. Y, como hace dos años, todo este tinglado arranca en Córdoba.

PREGUNTA. La mentira se hace un poco más gorda este viernes, ¿no?

RESPUESTA. Jajaja, pues sí, estamos muy ilusionados con este nuevo trabajo y tenemos esa sensación de nervios que acompaña a todo acontecimiento importante.

P. ¿Qué supone Pequeño Universo respecto a La Verdad?

R. Es un álbum mucho más maduro, al que le hemos dedicado más tiempo y, sobre todo, experiencia. Al final todo suma. La Verdad fue nuestro primer contacto con el gran público y Pequeño Universo en un trabajo mucho más redondo. Sobre todo, hemos dedicado especial atención a los textos y creo que es lo que más va a sorprender de este álbum.

P. ¿Por qué otra vez febrero? Los adelantos huelen a verano, pero de nuevo sacamos el disco en invierno.

R. Porque queremos llegar a verano con el disco rodado. Este disco es carne de cañón de festivales, y para estar en el circuito es importante que el disco tenga cierto rodaje para poder presentarlo a los distintos festivales nacionales. Hemos preparado una extensa gira en la que vamos a tratar de visitar prácticamente todo el país. En el fondo, esta pregunta realmente la debería contestar nuestro manager. A nosotros lo que nos gusta es tocar, haga frío o calor.

P. En Coartada decís que “con el tiempo no se juega”, pero cuán importante es medir los tiempos para las bandas hoy en día, ¿no?

R. La verdad es que no somos muy amigos del tiempo y de las prisas en esto de la música. De hecho, este álbum lo hemos preparado sin mirar el reloj, prestando la atención necesaria a cada canción. Pero, por otro lado, no tenemos 20 años y no podemos permitirnos el lujo de sacar un disco cada 5. Creo que quizás, más que los tiempos, hay que cuidar la música aunque también son importantes el momento y el lugar.

P. Ese tema en concreto tiene una huella de electrónica más marcada. ¿Va a ser la pauta del nuevo trabajo esa capa más electrónica?

R. Somos una banda de rock donde siempre han predominado las guitarras por encima de todo. En La Verdad comenzó nuestro coqueteo con la electrónica y en este nuevo trabajo hemos querido ahondar un poco más allá pero sin perder la esencia. Nos gusta jugar con los distintos elementos que tenemos a nuestro alcance pero teniendo siempre en cuenta una máxima: la canción por encima de todo. En este sentido, no nos ponemos límites. Quién sabe, igual en el próximo desaparecen las guitarras.

P. Que no os cuesta dar con las claves del hit se puede comprobar con ver vuestro paso por el Sonorama, en cualquier caso.

R. Bueno, eso debe decidirlo el público. Hay ocasiones en las que ponemos toda la energía en una canción y después pasa desapercibida para la gran mayoría. Esa es la magia de la música. No solo Coartada, Pequeño Universo al completo es un álbum de directo y creemos que puede funcionar en un festival a las mil maravillas.

P. El Miedo, sin embargo, suena mucho más rockero al estilo clásico. Si tenéis esas dos caras, ¿qué mentira es más grande: la del pop o la del rock?

R. ¡Todo es mentira! El Miedo está en este disco porque en el fondo es parte de nuestra esencia. Nació rock y se grabó rock, por eso es una buena canción, no ha habido que disfrazarla de ningún modo. Por otro lado, aunque es un clásico decirlo, no nos gustan las etiquetas. Hacemos canciones y nos encanta que cada uno las interprete como quiera.

P. Empezáis firmando discos en Córdoba, aunque creo que no os sentís demasiado profetas en vuestra tierra, ¿verdad?

R. Totalmente cierto y es una pena. A uno siempre le gusta sentirse arropado y querido en casa y, la verdad, esto nunca ha sido así. No obstante, somos muy testarudos y confiamos en que esa tendencia algún día cambiará. A nosotros nos encantaría ver el próximo 22 de marzo la sala Hangar llena, nada nos haría más ilusión.

P. ¿Qué canción te hubiera gustado haber compuesto de la historia de la música?

R. Bohemian Rhapsody. Me da igual lo que opinen el resto de mis compañeros.

P. ¿Y cuál es el tema más sobrevalorado del indie español?

R. Eso es una gran pregunta trampa. Pasapalabra.

Etiquetas
stats