Diez maneras de leer un libro (en los jardines de Orive)

.
El Semillero de Orive concluye con una tercera experiencia artística de alumnos de Mateo Inurria, con una intervención vinculada a Cosmopoética y a Luis Cernuda

Hay muchas formas de leer un libro. Los parques ofrecen multitud de variantes. Y si es en los jardines de Orive, más. La tercera edición del Semillero de Orive ofrece una reflexión sobre estas lecturas al aire libre en su nueva intervención de arte urbano. Una vez más, los alumnos de la escuela de Arte Mateo Inurria han plasmado en este rincón verde del casco viejo de Córdoba su particular visión, esta vez, sobre el mundo de la literatura y, especialmente, la obra de Luis Cernuda.

La tercera etapa del semillero ha contado con la colaboración de Rosa Colmenarejo y Rafael Obrero, así como la coordinación de Fabricio Galadí, que ha apoyado y asesorado a los más de 20 alumnos de la Escuela de Arte que se han implicado en el proyecto.

Miguel Ángel Moreno Carretero, responsable de la idea del Semillero de Orive explica que desde la organización de Cosmopoética se les pidió que se centrasen en la poesía, ya que coincidían ambas experiencias en el calendario. El personaje escogido para vertebrar las obras de los alumnos fue Cernuda, de quien se cumple medio siglo de su muerte.

El rostro del poeta -no demasiado conocido, no al menos, tanto como sus poemas- centra una de las piezas de la intervención. Una sopa de letras en forma de cortina con versos camuflados de su obra, da la bienvenida al parque por una de las puertas. Y dentro, sillas colgantes como columpios con mosquiteras... Telarañas de cuerdas... Bancos con sorpresa.

Es el Semillero de Orive. Es el Semillero de Orive en Cosmopoética.

Etiquetas
stats