Autorretrato sin espejo de un arquitecto cordobés nonagenario

Gerardo Olivares

El arquitecto Gerardo Olivares ha hecho memoria a sus 90 años. Si a finales de 2020, sorprendía debutando como novelista, ahora acaba de publicar Autorretrato sin espejo, un libro de memorias y reflexiones, publicado por Mascarón de Proa (Almuzara).

Olivares, proyectista -junto a Rafael de la Hoz o en solitario- de obras tan emblemáticas como la actual Plaza de las Tendillas, el Rectorado, el Campus de Rabanales, el centro comercial Zoco, la Filmoteca de Andalucía, el Palacio de Congresos de Torremolinos o el edificio Castelar de Madrid, trata en el libro de relatar, a partir de su propia historia, la historia de España en los últimos noventa años, desde la guerra de África, la Guerra Civil, la Dictadura, la Transición, o la propia Democracia.

“En todo este recorrido dedica interesantes reflexiones sobre sus conversaciones, debates o enseñanzas con los restauradores de la Alhambra y la Mezquita Catedral: Leopoldo Torres Balbás, y Felix Hernández. Poco a poco, el lector irá deleitándose con microestampas sociológicas trufadas de curiosas, tiernas e hilarantes anécdotas entre documentos familiares. Una serie de situaciones y casualidades que terminan convirtiendose en fuentes orales y testimoniales de personajes del siglo XX”, explica la editorial.

Gerardo Olivares

Hijo de militar, nació en Ceuta en 1930, aunque su infancia transcurrió entre Algeciras, Barcelona, y Menorca donde pasó la Guerra Civil. En 1941, la familia se trasladó a Córdoba, cursando el bachillerato en el Instituto Luis de Góngora. En 1948 fue a Madrid donde estudio arquitectura, graduándose en 1958. Cuatro años después haría el doctorado.

Algunas obras de su trayectoria son el Hospital Provincial de Córdoba; la sede de la Caja Provincial de Ahorros, de Córdoba; la Facultad de Medicina, todas ellas en colaboración con el arquitecto Rafael de la Hoz, además del Palacio de Congresos de Torremolinos y la Urbanización Eurosol, en la misma ciudad.

Ya independiente, proyectó varios edificios para la universidad: la nueva facultad de Veterinaria, el Hospital Clínico Veterinario, el de Sanidad Animal, el Centro de Cálculo y Ciencias de la Investigación, varias facultades de Ciencias y Agronomía, y muchos otros. Fuera de Córdoba, (junto con Rafael de la Hoz): la Facultad de Teología, en Granada; el Colegio Oficial de Médicos, en Sevilla, y varios edificios de oficinas en Madrid, Valencia, Algeciras, Marbella etc.

Ha ejercido la profesión hasta el año 2012, siendo uno de sus últimos proyectos la adaptación de la antigua Facultad de Veterinaria, para Nuevo Rectorado de la U.C.O, inaugurado por los Príncipes de Asturias en el año 2008. Ese mismo año, con motivo de sus bodas de oro con la profesión el Colegio de Arquitectos de Córdoba, editó un libro con su obra y escritos. Desde la jubilación, se dedica a leer, escribir y dibujar.

Esperó 90 años para debutar como novelista. Y lo hizo con una novela histórica centrada en un amor épico, cuyos ecos afectan directamente a dos imperios en la Alta California de finales del siglo XIX.

Etiquetas
stats