'Arte de ida y vuelta: de Córdoba a La Habana' lleva a la capital cubana la obra del cordobés Rikardo

Ilustraciones de la exposición 'Arte de ida y vuelta: de Córdoba a La Habana'

El próximo 3 de marzo, la exposición Arte de ida y vuelta, de Córdoba a La Habana, obra del cordobés Rikardo, se inaugurará en el histórico Palacio del Lombillo de la capital cubana, uno de los edificios más sobresalientes de la arquitectura colonial situado en la Plaza de la Catedral, corazón de La Habana Vieja, y podrá ser visitada por los cubanos durante todo el mes de marzo.

La exposición Arte de ida y vuelta: de Córdoba a La Habana  introduce al público a través de sus cuarenta láminas en un mundo donde la Luz de Occidente y la Perla del Caribe —ambas distinguidas como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO— se unen a través de la arquitectura, la historia y el arte, mediante la transformación, una técnica que le ha valido al artista Rikardo numerosos premios como el Moëbius Barcelona (2001) o la elaboración del expediente gráfico de los Patios de Córdoba que obtendría la distinción de la UNESCO como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad en 2012.

“El hermanamiento es algo lindo en este mundo de crisis y guerras, de bloqueos y aislamientos. Nada, absolutamente nada, se puede aislar cuando se trata del corazón y del sentimiento humano”. Así se refirió el célebre historiador Eusebio Leal Spengler en su última visita a Córdoba —en junio de 2019— al vínculo cultural que une a Córdoba y La Habana. Este viaje serviría, según sus palabras, para terminar de fraguar su nuevo proyecto: una exposición que ilustrara este hermanamiento a través del arte y del Patrimonio monumental.

La publicación previa del libro De la Ribera al Malecón ya había vinculado a Eusebio Leal Spengler con el artista Rikardo (Ochavillo del Río, Córdoba; 1958), quien recogió el testigo tendido por el historiador y plasmó su proyecto en una comparativa visual entre aquellos monumentos y rincones más destacados de ambas ciudades, y que habría de estrenarse en Córdoba para acabar en una última gran muestra en la capital cubana, dentro de los actos organizados con motivo del 500 aniversario de la fundación de La Habana.

Pero como ha sucedido con otros tantos, la irrupción de la covid-19 y la crisis sanitaria obligó a posponer la inauguración de una exposición que, desgraciadamente, Eusebio Leal no llegaría a ver realizada. El 31 de julio de 2020, el historiador de la ciudad de La Habana fallecía a causa de un cáncer. No obstante esto no paralizaría un proyecto que fue retomado como homenaje al desaparecido historiador y que, finalmente, vio la luz el 17 de junio de 2021 en la sede cordobesa de la Fundación Cajasol.

Precisamente la inauguración de la muestra en Córdoba sirvió para retomar el contacto con las autoridades cubanas, y más concretamente con la Oficina del Historiador de la Ciudad, contacto que ha fraguado con la apertura de la exposición ahora en La Habana y que podrá ser visitada por los cubanos durante todo el mes de marzo, como era deseo expreso de Eusebio Leal Spengler.

Etiquetas
stats