Vox consigue retirar un busto de Abderramán III de una plaza en Cadrete (Zaragoza)

'Abderrahman III recibe Juan, monje de Gorza', óleo de D. Baixeras.

El concejal de Urbanismo y primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Cadrete (Zaragoza), Jesús García Royo, candidato de Vox a las elecciones municipales, ha tomado una de sus primeras decisiones como concejal: Retirar de la plaza Aragón de esta localidad zaragozana el busto de Abderramán III, el fundador de la ciudad palatina de Medina Azahara.

La decisión no ha sido aleatoria, según informan medios como el Heraldo de Aragón, puesto que García Royo ha defendido que Vox llevaba esta medida en su programa electoral. El partido de Santiago Abascal criticaba en abril de 2018 la presencia de un busto de Abderraman III frente a la entrada del consistorio de Cadrete y la denominación de su centro sociocultural con el nombre del califa, al que consideran "un ejemplo histórico de desigualdad", pasando por alto la propia biografía de este cordobés, considerado por los historiadores como el más tolerante de su dinastía por, entre otras decisiones, frenar la persecución hacia los cristianos y los judíos de Al-Andalus.

La estatua que se ha retirado este martes es una réplica de la donada a Cadrete por el escultor Fernando Ortiz Villarroya y lleva desde 2016 instalada en la plaza de la localidad para conmemorar la huella del califa cordobés en esta localidad, donde se asentó con sus tropas en el año 935 para preparar la toma de Zaragoza.

Abderramán III, octavo y último emir independiente y primer califa omeya de Córdoba, mandó construir el castillo de Cadrete en el siglo X para doblegar a la familia de los Tuyibíes que se habían sublevado contra el Califato de Córdoba y para preparar la toma de lo que hoy es la capital maña. Esta parte de la historia se recuperó en unas jornadas históricas de 2016 que motivaron la colocación del busto en la plaza principal de la localidad.

Sobre la retirada del busto, el nuevo equipo de gobierno de Cadrete, formado por PP, Vox y Cs, defiende que se ha trasladado a la exposición sobre el Castillo porque su colocación en la plaza más representativa del municipio ha sido motivo "de división y enfrentamiento entre los vecinos". "Queremos un pueblo unido, y pensamos que en la plaza Aragón deben colocarse símbolos con los que todos los vecinos nos sintamos identificados", han añadido desde el consistorio.

En este sentido, los medios de la región informan de que la estatua del califa cordobés ya había sido vandalizada en un varias ocasiones, antes y después de que los partidarios de Vox comenzaron una recogida de firmas para su retirada.

La reacción de la oposición no se ha hecho esperar y tanto Izquierda Unida como la Chunta Aragonesista (CHA), que han criticado la medida en sendos comunicados. Así, desde IU han calificado la acción como "gravísima e intolerable" con una connotación "racista y de odio". La CHA, por su lado, considera que esta acción es una muestra de la "intolerancia y negación" de la historia que va a llevar Vox a partir de ahora en el municipio.

Etiquetas
stats