La Virgen del Socorro preside el cartel de Gloria

Presentación del cartel de Gloria 2020 | AGRUPACIÓN DE COFRADÍAS

Superado el estado de alarma la realidad comienza a parecerse a la conocida antes de dicho período. Así es al menos en lo que se refiere a la actividad en término social. De hecho, los distintos colectivos aprovechan el inicio de la nueva normalidad para llevar a cabo los eventos que quedaran pendientes por la pandemia de Covid-19. Un ejemplo se encuentra este miércoles en la presentación del cartel de Gloria 2020, que efectuara la Agrupación de Cofradías en un sencillo acto celebrado en la parroquia de San Miguel Arcángel. La lámina es obra del artista sevillano Alejandro Martín y está protagonizada por Nuestra Señora del Socorro Coronada.

En efecto, el céntrico templo fue escenario de una de las citas centrales cada año en el período de Gloria. La emergencia sanitaria generada por el coronavirus con origen en la ciudad china de Wuhan provocó que no tuviera lugar en el momento habitual. No era otro éste que antes del Pregón, que no pudo ser pronunciado. La presentación se desarrolló, como es lógico, con un estricto seguimiento de las medidas de prevención tales como el distanciamiento social y la limitación de asistencia.

Sobre el cartel, se trata de una obra del artista sevillano Alejandro Martín. Para darlo a conocer el autor y la Agrupación seleccionaron unos versos de Fray Ricardo, de forma que también se le realizó un homenaje al histórico impulsor de la Semana Santa de la capital tal y como se la conoce hoy por hoy. “¡Socorro luz de esta ermita! / Azucena mercadera / Que estás en la corredera / Vendiendo gracias benditas”. La lámina está realizada en técnica mixta, con empleo de lápices de color y acrílico sobre papel en bastidor, según explicó el ente que aglutina a las hermandades de la ciudad.

Muestra el cartel una fotografía de Nuestra Señora del Socorro Coronada durante su salida procesional pegada a modo de anuncio sobre un pilar de los arcos de la plaza de La Corredera. Junto a tan emblemático escenario se ubica la ermita erigida en su honor. Bajo la misma se observan cubos de flores para representar la urbanidad y la cotidianidad en un puesto de un mercado de abastos. Éste es un elemento de gran simbología pues la Virgen es patrona del Mercado Sánchez Peña. Un detalle más es la estampa de Nuestra Señora de la Paz y Esperanza posada entre rosas, de modo que Alejandro Martín hace un guiño a la Paloma de Capuchinos por su coronación canónica, que no va a poder celebrarse este año como estaba previsto.

Etiquetas
stats