Sin venta de productos no esenciales a partir de las 18:00 en solidaridad con el comercio local

Farmacia Concepción se ha solidarizado con las restricciones horarias del resto el comercio | ÁLEX GALLEGOS

La guerra de los comercios tradicionales contra las restricciones vigentes por la pandemia es algo que está muy presente en las redes sociales. Son muchos los vídeos de trabajadores que muestran su descontento con estas medidas de la Junta, pero también mucha la gente que está brindándoles su apoyo. La farmacia Concepción, en el centro de Córdoba, es uno de esos establecimientos que han querido apoyar a todas esas tiendas que se han visto afectadas por las restricciones horarias.

Desde que empezara la pandemia, los establecimientos del centro de Córdoba se han visto especialmente afectados por la crisis sanitaria. Si bien es un problema que atañe a todo el mundo, "los comercios de la zona de centro dependemos del tránsito de personas turistas porque somos tiendas de paso. Pasan por la puerta y, si ven algo que necesiten, entran y lo compran", cuenta a CORDÓPOLIS Carlos Gallardo, el dueño de la farmacia Concepción que ha decidido poner en marcha una campaña de apoyo al pequeño comercio.

"Si a las 18:00 dejamos de vender los productos que no son esenciales, ya sea parafarmacia o productos estéticos, tendrán que venderse en el mismo horario que los venden el resto de establecimientos", comenta Carlos, al explicar que un local farmacéutico se compone de la parte de farmacia, que vende productos esenciales para la salud, y la parte de parafarmacia con productos que podrían considerarse, según estos expertos consultados, como productos que no son esenciales.

"Esta iniciativa incluye todos los productos de cosmética o higiene que podrían venderse en una tienda de las que se ven afectadas por las restricciones horarias", menciona el dueño de la farmacia. "De esta manera podemos aportar nuestro granito de arena, que esto es un problema que nos incluye a todos, no solo al comercio local", continúa.

Los creadores de esta campaña nos cuentan que surge a modo de reivindicación del derecho a trabajar de todos los empresarios de la zona, pero también ayuda a concienciar a la gente de que es un problema actual y que se puede solventar si todo el mundo contribuye. "Si el barco se hunde, nos ahogamos todos", cuenta gráficamente Gallardo.

"Sería hipócrita si vendiera artículos que otro trabajador no puede"

"Después de la cuarentena nos hemos visto muy afectados a pesar de haber seguido funcionando, porque la mayoría de la gente no compra en las tiendas del centro a no ser que pasen por la calle y vean que este establecimiento está aquí", cuenta Gallardo. "Me sentiría muy hipócrita si siguiera vendiendo los artículos que otro trabajador no puede, no estaría a gusto a nivel personal conmigo mismo", prosigue.

"Nosotros consideramos esencial cualquier producto que garantice la salud de nuestro cliente. Los productos sanitarios son imprescindibles y sobre todo en tiempos de pandemia", confirma el farmacéutico. Por este motivo, son todos aquellos artículos como puedan ser los estéticos o la parte de parafarmacia la que permanecerá cerrada en este establecimiento. "Para diferenciarlos usaremos precinto o no se cobrará en caja".

Sobre la situación actual, Gallardo señala que "son muchas las grandes superficies que dicen que no están vendiendo este género fuera del horario, pero la realidad es que tú puedes coger un artículo y te lo cobran en caja. No en todos, que hay quien lo hace bien. Al menos así lo vemos en los comentarios de las redes sociales".

Por ello, la farmacia considera que este movimiento podría ampliarse al resto de sectores para que, de esa manera, todo el mundo contribuyera a mantener viva la economía de la capital cordobesa. "Teniendo en cuenta que son bastantes los compañeros de la zona que me han escrito para agradecer esta decisión, incluso algún hostelero, me siento muy satisfecho por hacer lo que he hecho", asegura.

Importancia del pequeño comercio para la ciudad

Sobre la repercusión económica de la situación, Gallardo tiene claro que, "por supuesto que tiene muchísima repercusión, sobre todo después de la situación sanitaria que nos ha acabado afectando a todos, pero es una necesidad que tenemos todos los empresarios, no solo yo", cuenta. Las pérdidas del resto de establecimientos ascendían incluso al 80%, según contaban algunos comerciantes consultados, motivo que favorece la toma de decisiones como la de Gallardo.

"No se nos puede olvidar la importancia del pequeño comercio y de todas las tiendas para que la economía de la ciudad siga funcionando. Al fin y al cabo, no solo el sector sanitario es esencial, sino el conjunto de todos", defiende desde su farmacia. De esta manera, su escaparate y redes sociales se han llenado de carteles anunciando la nueva medida que esta pequeña botica ha puesto en marcha.

"Así es como yo he querido manifestar mi apoyo al pequeño comercio, pero también pienso que el resto de sectores debería de ser consciente de que es un problema general y que podemos combatir", concluye.

Etiquetas
Publicado el
14 de noviembre de 2020 - 03:25 h
stats