Los vecinos de Eduardo Dato denuncian el 'atajo' de muchos padres para llevar a sus hijos a los colegios

La calle Eduardo Dato | MADERO CUBERO

Justo el día de la vuelta al cole, y a siete días de que arranque la Semana Europea de la Movilidad en Córdoba, del 16 al 22 de septiembre, la Asociación de Vecinos Jardines de la Victoria quiere manifestar “una voz discrepante para concienciar a la ciudadanía y organismos participantes, así como a los políticos responsables en la materia, ante la existencia de un grave problema en una parte del barrio de la Trinidad que lleva muchos años soportando el tráfico de coches y camiones para el acceso a una gran parte del Conjunto Histórico”.

Este colectivo denuncia que viven en “un bucle cerrado con acceso desde el Paseo de la Victoria entra por la calle Lope de Hoces y que recorre las calles Eduardo Dato, Pérez de Castro, plaza Ramón y Cajal, Tesoro y Lope de Hoces, para volver a salir al Paseo de la Victoria por el mismo punto de entrada”. “Todo este recorrido, especialmente estrecho en la calle Eduardo Dato, no cuenta con ningún control de tráfico rodado, ni limitación de tonelaje de los camiones que acceden”, denuncian, al tiempo que aseguran que muchos padres lo usan como un “atajo” para llevar a sus hijos a los cuatro colegios privados que se ubican en el centro de la ciudad: Esclavas, Santa Victoria, la Inmaculada y la Milagrosa.

“Ésta es una zona Acire que no se ha regulado por el Ayuntamiento, y, claro está, sí se puede entrar y salir con el coche sin ninguna limitación”, lamentan. “¿Para qué sirven todos los aparcamientos del Paseo de la Victoria reservados para Camino al Cole y que se encuentran vacíos en las horas previstas a tal finalidad? Pues aunque parezca mentira, sí que sirven, al menos para que la grúa municipal se lleve el coche de algún turista o incluso residente despistado”, condenan.

“Otro ejemplo de acceso incontrolado es el de los camiones que sin ninguna limitación de tonelaje o volumen, salvo la de topar con las esquinas de los balcones de las casas -que rompen frecuentemente-, entran a suministrar todo tipo de mercancías desde las 6:30 de la mañana al centro de Córdoba provocando una contaminación acústica que es difícil soportar”, insisten en su denuncia.

“Pero es de especial preocupación la seguridad física de las personas, no ya tan sólo de los vecinos que puedan salir de la puerta de su casa con un mínimo de seguridad, también es importante que se garantice la seguridad de los ciudadanos cordobeses y de muchos turistas que transitan por la calle Eduardo Dato, que es la más preocupante por su estrechez entre 2,50 metros y 3,50 metros de fachada a fachada, donde los peatones disponen de aceras con dimensiones imposibles de transitar, entre diez 50 centímetros, que junto al intenso tráfico de coches y camiones supone un riesgo extremo para el peatón”, agregan. “Es de considerar que la estrechez de la calle multiplica exponencialmente el ruido en los inmuebles, que supera ampliamente el límite establecido de contaminación acústica en la ciudad, así como la contaminación y olor a gasolina en la calle. Cuestiones de las que nadie se preocupa pero que inciden notablemente en la calidad de vida del barrio”, exponen.

“¿No existen estudios técnicos de planificación de la accesibilidad? Pues sí, en el año 2007 y financiado por la Comunidad Económica Europea se redactó por técnicos especialistas el Plan Director de Accesibilidad del Conjunto Histórico de Córdoba (donde se identifica la calle Eduardo Dato como 'Calles Locales y de Servicio') y en año 2013 se realiza el Plano de accesibilidad urbanística Casco Histórico de Córdoba (que señala la calle Eduardo Dato como 'Calle no accesible')”, relatan os vecinos, que reclaman al Ayuntamiento que tome medidas inminentes en este punto de la ciudad donde el tráfico se complica. Los vecinos insisten en que éste es “un problema de ciudad” y no solamente de los residentes.

https://cordopolis.es/2019/05/08/denuncian-los-problemas-que-provoca-el-trafico-en-la-calle-del-miedo/

Etiquetas
stats