De la Universidad al hospital: alumnas de Magisterio decoran estancias infantiles del Reina Sofía

Alumnas de Magisterio han decorado estancias infantiles del Hospital Reina Sofía

Desde que el proyecto Colores para Alegrarte irrumpiera en 2015 en el Hospital Reina Sofía, numerosas han sido las iniciativas que han surgido después para decorar las estancias en las que se atiende principalmente a niños. Este ha sido el caso de la propuesta desarrollada por la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) y el Centro de Magisterio Sagrado Corazón mediante el cual 12 alumnas universitarias han dado color a la Unidad de Medicina Nuclear formada por la estancia de Yodo Radiactivo, la sala de espera infantil y el pasillo que conecta con otra sala de espera de pacientes generales.

Todo nació después de que la  coordinadora del voluntariado del Reina Sofía, María de los Ángeles Pérez, viera la necesidad de decorar esta Unidad después de la reforma que sufrió el pasado año. "Hacía falta alegría y color para los más pequeños que pasan aquí tantas horas", asegura. Un contacto con la junta directiva de la AECC y otro en el Centro de Magisterio Sagrado Corazón hicieron el resto. Días más tarde, la profesora de la asignatura Habilidades Artísticas, Carmen García  -materia que se imparte en el grado de Educación Infantil-, transmitió a sus alumnas la idea de llevar a la práctica lo que llevaban meses aprendiendo. Dicho y hecho.

Durante un mes y medio, estas universitarias han cambiado por completo la estética de una Unidad que ha pasado de su blanco nuclear a un verde paisaje compuesto por árboles, cielo, ríos y muchísimas flores. En la sala de espera infantil, el Rey León, Simba, Mowgli y el elefante de El Libro de la Selva acompañarán a los pequeños mientras que reciben los tratamientos oportunos.

Seguidamente, en la sala de Yodo Radiactivo -en la que no sólo están niños, sino también adultos- el proyecto pictórico ha llevado a recrear un mar con una pequeña isla "que refleja la calma y la tranquilidad que deben sentir en esta estancia", cuenta a CORDÓPOLIS una de las alumnas participantes, Maribel Flores.

Para un mejor resultado, a la base de pintura de colores muy vivos le han añadido una capa de barniz que ha aportado mayor luz y brillo a las diferentes estancias. Al trabajo desarrollado por estas universitarias también se unió el de la profesora García, que comparte asignatura con Rafael Carlos Benito, y que ha acompañado a las jóvenes durante jornadas vespertinas de 13:30 a 19:00.

Tanto para Flores como para el resto de sus compañeras, la experiencia "ha sido inolvidable" y ha superado con creces las expectativas que se marcaron en un primer momento. Lo más gratificante, apunta este alumna, es "conocer que hay niños que ya han estado en estas salas y que no se quieren mover de donde está Simba".

Esta fructífera colaboración entre el Reina Sofía y el centro universitario ha llevado a ambas entidades a firmar un convenio para que sean las propias universitarias, ya que en su mayoría son chicas, las que decoren estancias del complejo sanitario según se vayan detectando más necesidades.

Etiquetas
Publicado el
20 de febrero de 2020 - 08:00 h
stats