Las últimas obras del Centro de Convenciones arrancarán en un mes tras tres años de trámites

.

Después de tres años, el Centro de Ferias y Convenciones de Córdoba parece llegar a lo que será la terminación de unas obras que se han alargado en el tiempo tras el concurso voluntario de acreedores que presentó la empresa que en 2017 estaba levantando el edificio. Este lunes, el Ayuntamiento y la nueva entidad constructora -Constructora San José- han rubricado el contrato de adjudicación de los trabajos que, previsiblemente, comenzarán dentro de un mes con el objetivo de que este centro esté en uso dentro de un año.

El regidor de la ciudad, José María Bellido, ha augurado que este edificio se convertirá en el “mejor recinto de ferias de toda España” dado que será “el más nuevo, el más moderno y el más adecuado a las necesidades actuales”. El contrato de adjudicación ha ascendido a más de 12 millones de euros, una cantidad nada desdeñable y que puede ser foco de las críticas. “Desde la demagogia se planteará que este dinero se podría invertir en otra cosa pero Córdoba debe seguir en marcha como lo está haciendo Andalucía. Debemos ser ambiciosos, mirar hacia el futuro y planificar las estrategias como se han hecho en otras décadas”, ha explicado, asegurando que esta inversión “es necesaria”.

El camino hasta llegar a hoy ha estado marcado, sin lugar a dudas, por los escollos. Tras el concurso de acreedores de la empresa constructora, el gobierno local de la exalcaldesa Isable Ambrosio intentó que fuera la empresa pública Tragsa la que acabra las obras. Sin embargo, la encomienda de gestión no llegó a término. A juicio de Bellido, “desde un punto jurídico y administrativo”, esta adjudicación “generaba mucha incertidumbre e inseguridad” y el actual alcalde no quería que ocurriera lo que ha pasado “con la licentcia del tanatorio de San Rafael: que un juzgado diera marcha atrás a la adjudicación y que la obra se quedara empantada”.

Así las cosas, en octubre de 2019, el Ayuntamiento hizo pública la licitación del contrato de finalización de las obras optando, en palabras de Bellido, “por el camino de la colaboración público-privada” que tanto defiende su equipo de gobierno y que “tan importante es para salir de la crisis económica” fruto de la pandema sanitaria. El alcalde ha asegurado que este centro estará terminado en menos de un año y espera que haya un diálogo fructífero entre los grupos políticos municipales y los empresarios del tejido productivo de la ciudad para sacarle el mayor partido posible. “Lo contrario sería un fracaso”, ha señalado. Ademas, “se generarán muchas oportunidades de empleos directos e indirectos”, ha afirmado, anunciando que en el próximo pleno se acordará una comisión que elegirá la mejor fórmula para gestionar este edificio del que se espera sea el centro neurálgico de las ferias y los congresos de España.

Las obras serán tuteladas por la dirección ténica de la Gerencia de Urbanismo cuyo gerente, Salvador Fuentes, ha apuntado que la firma efectuada este lunes es la “posibilidad definitiva de acabar con una obra incompleta por razones ajenas” al actual equipo de gobierno. Por su parte, la delegada de Turismo del Ayuntamiento, Isabel Albás, ha comentado que desde el consistorio “ya se está vendiendo la ciudad como el lugar perfecto para celebrar ferias, convenciones y congresos”, una actividad “importantísima para desestacionalizar el turismo” que sufre la ciudad, que recibe el mayor grueso de turistas durante los meses de abril y mayo.

Etiquetas
stats