Tráfico denuncia al 5% de los coches controlados por radares

Imagen de archivo de dos guardias civiles de Tráfico realizando una inspección a un autobús.
La DGT ha llevado a cabo una campaña de vigilancia y control de velocidad en Córdoba en la semana del 22 al 28 de agosto

Según los datos facilitados por la Jefatura Provincial de Córdoba de la Dirección General de Tráfico, el Subsector de Tráfico de la Guardia Civil ha realizado un total 8.365 de controles de velocidad a vehículos en la provincia de Córdoba, siendo denunciados 424, el 5% del total.

Según ha informado la Subdelegación del Gobierno a través de una nota de prensa, estos datos suponen un aumento en dos décimas del porcentaje de infracciones respecto de la Campaña que se desarrolló el mes de abril pasado en la que se alcanzó una tasa infractora del 4,8%.

Desglosando los datos por tipo de vía, en las carreteras convencionales se han controlado a 5.202 vehículos de los que han sido denunciados 284; el resto de vehículos controlados, 3.163, lo fueron en autovía con un total de 140 denuncias.

Por otro lado, los datos obtenidos han permitido conocer que la velocidad media alcanzada en los diferentes puntos de control de velocidad situaba al total de los vehículos controlados en carretera convencional, en torno a los 77,2 kilómetros por hora y a los infractores en 100,5 kilómetros por hora; en autovía las velocidades medias alcanzadas era de 113,6 kilómetros por hora para todos los vehículos controlados y de 124 kilómetros por hora para los infractores.

Hay que tener en cuenta, que en la campaña del año pasado, la velocidad media total de los vehículos controlados en carretera convencional estuvo en torno a los 75 kilómetros por hora y la de los infractores en 102 kilómetros por hora; en autovía las velocidades medias alcanzadas fueron de 95 kilómetros por hora para todos los vehículos controlados y de 118 kilómetros por hora para los infractores.

Ninguno de los conductores superaban en 80 kilómetros por hora, los límites establecidos. Éste es el exceso previsto en la normativa penal para que la infracción sea considerada delito cuando se circula en autovía.

Esta campaña, realizada la semana pasada, forma parte de la Programación anual de campañas, planificada desde la Dirección General de Tráfico con el objetivo de conseguir una mayor reducción de la velocidad media. Se trata de concienciar a los conductores de la estrecha relación entre velocidad inadecuada y siniestralidad. Y es que en el 22% de los accidentes mortales en vías interurbanas, se aprecia el exceso de velocidad como factor concurrente. Por lo que es necesario, llevar una velocidad adecuada podría evitar prácticamente una cuarta parte de las muertes en accidente de tráfico.

Etiquetas
stats