Los trabajadores de Cecosam entregan otras 3.600 firmas más

.
Los empleados comienzan a negociar con el Ayuntamiento una solución que evite un ERE que afectaría a 15 trabajadores

Los trabajadores de la empresa municipal de cementerios de Córdoba (Cecosam) entregaron ayer en el Ayuntamiento otras 3.600 firmas que rechazan la privatización de esta compañía pública. Los empleados, además, han comenzado a negociar con el Consistorio un plan para conseguir que la empresa alcance la estabilidad económica sabiendo que una de las últimas medidas sobre la mesa que plantea el Ayuntamiento es un ERE que afectaría a 15 trabajadores.

Según los últimos informes, Cecosam gasta 400.000 euros más de los que ingresa. El plan aprobado por el consejo de administración de la empresa pasa por tomar tres medidas de forma escalonada. La primera va a ser complicada y ya fue anunciada hace meses por el presidente de Cecosam, Rafael Navas: privatizar de forma temporal el servicio funerario municipal. Para hacerlo, el Ayuntamiento tendría que deshacer sus propios pasos, ya que en 2004 declaró que los servicios funerarios en los cementerios de la ciudad los debía prestar una empresa pública. Para lograrlo, habría que solicitar distintos informes jurídicos e iniciar un proceso administrativo que puede llevar varios meses y que ahogaría definitivamente a la empresa, que necesita volver al equilibrio financiero lo antes posible, ya que si a fecha de 31 de diciembre de 2014 no lo ha conseguido deberá disolverse automáticamente.

El consejo ha aprobado que si no se puede llevar a cabo esta primera medida habría que emprender una segunda: la privatización del tanatorio municipal. Ésta sería una medida rápida para obtener dinero, pero no garantiza tampoco el futuro de la empresa. La venta aportaría liquidez y reduciría gastos, pero no es seguro, según fuentes de la compañía, que se logren reducir los 400.000 euros de gastos al año que pretende Cecosam.

Por eso, las fuentes temen que Cecosam tendría que aplicar la tercera medida prevista: un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectaría a 15 personas y que además conllevaría una fuerte reducción salarial para el resto de una plantilla que ya ha visto mermados sus sueldos. Según datos del sindicato CTA, un trabajador municipal de cementerios sólo cobra un 4% más que uno que lo hace para una empresa privada en el mismo sector y puesto.

Etiquetas
stats