La totalidad de las cofradías irá a la Mezquita-Catedral en 2016

Asamblea extraordinaria de la Agrupación de Cofradías. | TONI BLANCO
Las hermandades aprueban la medida en una asamblea extraordinaria después de que la Junta decidiera elevar la apertura de la segunda puerta del monumento a la Unesco | La decisión es unánime, aunque con reticencias de algunas corporaciones

Ya existe una decisión en firme. Al menos sobre el papel, puesto que este martes se alcanzó el acuerdo en ese sentido dentro del colectivo. Las hermandades de la capital, sin excepción alguna, incluirán la Mezquita-Catedral en sus respectivos itinerarios de la Semana Santa de 2016. La medida, consensuada por la totalidad de las cofradías penitenciales cordobesas y sólo con vistas al año próximo en un principio, tiene lugar con motivo de la paralización del proceso de apertura de la segunda puerta del monumento más significativo de la ciudad. La solución a dicha circunstancia supone el condicionante principal para que la Carrera Oficial pueda ser trasladada al primer templo de la Diócesis, por el que sin embargo realizarán paso, salvo cambios, todas las corporaciones cordobesas el año venidero.

La medida fue aprobada por los diferentes hermanos mayores, y en el caso de los que no pudieron asistir miembros de las juntas de gobierno, de las corporaciones en una asamblea extraordinaria con carácter de urgencia convocada por la Agrupación de Cofradías. El organismo citó a los máximos representantes de las hermandades con el fin de encontrar una respuesta unánime a la nueva situación en torno a la apertura de la segunda puerta de la Mezquita-Catedral. Así fue después de que el pasado jueves, la consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Rosa Aguilar decidiera, mediante resolución, elevar el caso al Ministerio de Cultura para que éste, a su vez, lo traslade a la Unesco, que será ahora la que tenga la última palabra al respecto.

En su explicación sobre la decisión adoptada, Rosa Aguilar aseguró que "la opinión de la Unesco vale su peso en oro" en relación a las actuaciones que deban acometerse en la Mezquita-Catedral. De esta forma, atendió un informe desfavorable de Icomos, órgano asesor de la institución especializada en patrimonio de la ONU. La medida fue tomada, por otro lado, el día en el que se cumplía el plazo para que la Junta resolviese el recurso interpuesto por la familia de Rafael de la Hoz sobre la retirada de una de las celosías que el arquitecto instalara en el muro norte de la Mezquita-Catedral. La idea del Cabildo, que obtuvo meses atrás el permiso de la administración andaluza, pasaba por sustituir la estructura fija por otra móvil que permitiera apertura y cierre. Una actuación ésta que permitiría estudiar el traslado de la Carrera Oficial de la Semana Santa de Córdoba al primer templo de la ciudad, algo que se pretendía para 2016.

La decisión del pasado jueves de la Junta de Andalucía provocó en un primer lugar sorpresa entre las hermandades, tal y como expresó la Agrupación de Cofradías un día después a través de una nota de prensa. La sorpresa dio lugar a un malestar creciente, hasta el punto de que llegó a plantearse en algunas juntas de gobierno la posibilidad de suspender las estaciones de penitencia del año próximo. Sin embargo, la medida final fue otra: todas las corporaciones acudirán a la Mezquita-Catedral en 2016. Así se acordó por unanimidad en la asamblea extraordinaria que celebraron este martes en la sede del organismo que las aglutina y en la que también estuvieron presentes el Obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, y el delegado diocesano de hermandades, Pedro Soldado.

En la reunión se trató única y exclusivamente la paralización del proceso de apertura de la segunda puerta del primer templo de la ciudad, de forma que los representantes de las diferentes corporaciones de la capital mostraron su sentir. De esta forma, se buscó una medida consensuada, como finalmente sucedió. Aunque dentro de la unanimidad existente, hubo algunas cofradías que presentaron algunas reticencias a la propuesta de que todas incluyan en su itinerario el paso por la Mezquita-Catedral. Entre las razones para dicha postura se encuentra sobre todo la necesidad de una línea a seguir, de un proyecto para que sea llevada a cabo la llegada al monumento por parte de la totalidad de las cofradías. Una vez tomada la medida, por tanto, tocará encontrar la forma de compatibilizar los distintos horarios y recorridos. Lo cierto es que, al menos sobre el papel, en la Semana Santa de 2016 la Mezquita-Catedral tendrá un espacio principal, algo que sucederá después de que este año fuera el que mayor número de corporaciones –23– acudiera hasta allí.

Etiquetas
stats