¿Tienes una urgencia? Pues ya puedes pedir un crédito en 10 minutos

Los créditos cada vez son más complejos | PIXABAY

A todos nos ha pasado. En el momento más imprevisible surge la necesidad de tener acceso a una determinada suma de dinero de manera inmediata. La opción del crédito se antoja una solución, pero no siempre las entidades bancarias están dispuestas a ofrecer cantidades por debajo de una cifra de cuatro dígitos.

Es entonces cuando el préstamo personalizado se convierte en la mejor solución, una modalidad de financiación libre de las aportaciones de nóminas, avales o bienes como garantía. Y este tipo de servicios, en continua evolución, ha acelerado hasta tal forma su ritmo que ya ofrece lo nunca visto: préstamos en 10 minutos gracias a firmas como ¡QuéBueno! que facilitan cantidades de hasta 300 euros sin papeleos y con respuesta así de inmediata, y hasta 900 euros si eres un cliente asiduo y de confianza, es decir, cumples con la devolución según los términos del préstamo.

Este portal ofrece productos financieros innovadores a través de Internet. Aboga, asimismo, por la financiación responsable ofreciendo préstamos a corto plazo, de bajo importe y de forma simple, rápida y transparente.

Cualquiera de nosotros ha pasado por situaciones parecidas. El próximo nacimiento de un hijo hace urgente reformar una estancia de casa. Para ello, es necesario un aporte extra de dinero para hacer frente a esta situación. El préstamo personalizado ofrece la vía más rápida, cómoda y sencilla de obtenerlo. Reparaciones de vehículos que se han averiado súbitamente, compra de otros nuevos o necesidades sanitarias como arreglos bucales, empastes o endodoncias son más ejemplos de cómo el día a día nos reserva sorpresas que afectan a nuestro bolsillo.

¿Y qué decir de los estudios? Acceder a un puesto de trabajo estable cada vez requiere de más títulos y certificados en forma de máster o cursos de especialización de pago con plazos de matriculación rígidos y cortos. Para este tipo de situaciones, también los préstamos personales online son una solución válida que solventa el problema de manera inmediata. En este sentido, todo lo relacionado con la educación de los hijos, como la adquisición de material escolar, libros, cuadernos o incluso ordenadores y otros dispositivos electrónicos pueden verse cubiertos gracias a estas opciones financieras.

Los portales suelen ofrecer préstamos de entre 300 y 900 euros, dependiendo muchas veces de si se es cliente antiguo o nuevo. El usuario se compromete a devolver la suma junto a los intereses -que han de quedar claramente reflejados a la hora de formalizar el acuerdo- en un plazo de tiempo determinado. Todo se tramita únicamente a través de Internet y, si se quiere, desde casa. Sin la necesidad de ir a una oficina bancaria ni entrevistarse con un empleado para explicarle las razones últimas de la solicitud de crédito.

Y todo el mundo puede tener acceso a préstamos en diez minutos. Solo es necesario ser mayor de 18 años, tener un teléfono móvil, ser titular de una cuenta bancaria y disponer de una tarjeta de crédito o débito asociada a la misma. El plazo de devolución del préstamo suele ser como máximo de un mes garantizando normalmente que cuanto más rápido se reembolsa el crédito, menores serán los intereses que se cobren al cliente. Por todo ello, la oferta de microcréditos personalizados es cada vez más amplia en el mercado.

Etiquetas
stats