Imputado por denunciar que le habían clonado la tarjeta cuando era él quien había hecho 18 cargos

Un hombre con tarjetas en la cartera.

La Guardia Civil ha citado como investigado a un vecino de la zona norte de la provincia como supuesto autor de un delito contra la administración de justicia por la simulación de un delito.

Según ha informado el instituto armado a través de una nota de prensa, las investigaciones se iniciaron tras tener conocimiento la Guardia Civil el pasado día 22 de febrero, a través de una denuncia presentada en un Puesto de la zona norte de la provincia, que el denunciante había recibido una serie de cargos (18 en total) en su tarjeta de débito, por importe aproximado de 5.000 euros, que no reconocía y afirmaba que no había hecho ninguna compra con dicha tarjeta, por lo que sospechaba que había sido víctima de un fraude.

Inmediatamente, la Guardia Civil tras comprobar los movimientos de la tarjeta del denunciante, iniciaron gestiones para la identificación y localización del presunto autor de los mismos.

El análisis de los movimientos efectuados con la tarjeta permitió averiguar que todos ellos habían sido realizados en la misma fecha, lo que resultó sospechoso a los investigadores de la Guardia Civil que decidieron citar nuevamente al denunciante para que informarse de los mismos, concretamente para saber si recordaba haber pagado con dicha tarjeta en algún establecimiento del sector al que se habían realizado los pagos. El denunciante manifestó que no, que únicamente la usaba para sacar dinero del cajero y que no solía usarla para pagar en establecimientos, pero ante la insistencia de los agentes el denunciante logró hacer memoria y confesó que la había usado para pagar una cena (por valor de entre 100 y 200 euros) en un restaurante de Córdoba, adonde acudió con unos amigos, no recordando el nombre. Esto vino a reafirmar las sospechas que los guardias civiles manejaban, ya que el mismo afirmó a los agentes que podría tratarse de una clonación de la tarjeta mediante ese único pago de la cena.

El avance de la investigación unido a los datos obtenidos en los comercios donde se habían realizado los pagos, permitió averiguar que todos ellos fueron realizados a través de pago electrónico seguro y las operaciones autorizadas mediante clave PIN en un local de ocio de Córdoba.

Los datos obtenidos en dicho local permitieron comprobar que los pagos habían sido realizados y autorizados por el propio denunciante y un amigo que le acompañaba –a quien le hizo entrega de la tarjeta y le facilitó el PIN, en la misma fecha de los cargos que posteriormente se reflejaron en la tarjeta.

Ante ello y tras comprobar la presunta simulación de delito por parte del denunciante, se procedió tras citar nuevamente al mismo, a su investigación como presunto autor de un delito contra la administración de justicia, por simulación de delito.

Etiquetas
stats