Stop Desahucios se encierra en una oficina de CaixaBank para frenar seis desalojos

.

Miembros de la plataforma Stop Desahucios se han encerrado este lunes por la mañana en una oficina de CaixaBank para exigir que la entidad bancaria paralice el proceso de desalojo contra seis familias. Integrantes de la plataforma y las familias afectadas han entrado sobre las 10:45 horas en la oficina de CaixaBak situada en la avenida de Gran Capitán mientras otra treintena de personas se manifestaban a las puertas del banco.

La acción de protesta ha concluido alrededor de las 15.00 horas y la plataforma ha conseguido que este martes acuda un negociador de la entidad desde Barcelona para tratar los casos de estas seis familias. La solución propuesta pasaría por pagar un alquiler social y poder quedarse en sus viviendas.

Antes de iniciar la acción reivindicativa, el portavoz de Stop Desahucios, Eugenio Rosas, explicaba que esta entidad bancaria no venía manteniendo un diálogo negociador con el colectivo. "La Caixa se está negando a negociar con la plataforma. No quiere negociar con las familias sino hacerlo con el Ayuntamiento. Y tampoco dejarle los pisos al ayuntamiento sino alquilárselos. No estamos dispuestos a pagar un segundo rescate de la banca así", ha dicho.

Los manifestantes han pedido que la entidad bancaria paralice el proceso judicial emprendido por estas familias al no pagar su hipoteca y que se busque una solución con un alquiler social. "No quieren poner a disposición los pisos", denunciaban desde la plataforma. "No están negociando alquileres sociales". Una situación que, según este colectivo, está llevando a que haya alrededor de medio millar de familias en Córdoba ocupando viviendas.

Así, las familias afectadas y los portavoces de Stop Desahucios han entrado en la oficina de CaixaBank, que ha sido cerrada al público poco después de que pidieran tratar el asunto de sus procesos de desalojo y la plataforma se concentrara a las puertas del banco. Varios agentes de la Policía Nacional han llegado hasta el lugar para custodiar la puerta de la oficina sin que se haya producido ningún acto violento en la concentración.

Cánticos de apoyo a las seis familias afectadas y de denuncia de las prácticas bancarias han acompañado esta acción de protesta durante varias horas. La negociación entre Stop Desahucios y el banco ha durado más de cuatro horas. Junto a ellos, los Yayoflautas, el grupo de personas mayores y pensionistas que cada lunes reivindican los derechos sociales en las calles de Córdoba, se han unido a la acción de Stop Desahucios en la mañana de este lunes.

Etiquetas
Publicado el
13 de febrero de 2017 - 12:56 h