Vox vuelve a quedarse solo en temas de violencia contra la mujer: "Estas mociones no sirven para nada"

Paula Badanelli, portavoz de Vox, en el pleno de octubre

El Ayuntamiento de Córdoba ya se puede despedir, por tercer año consecutivo, de lograr la unanimidad suficiente para aprobar la Declaración Institucional por el Día Internacional contra la Violencia de Género, que se celebra cada año el 25 de noviembre. Este jueves, el pleno del Ayuntamiento ha escenificado que hay mayoría suficiente y cualificada contra esta lacra y también que no existirá unanimidad mientras Vox esté presente en Capitulares.

Lo ha dicho la propia portavoz de Vox, Paula Badanelli, que ha justificado su voto en contra de una moción presentada por IU con motivo del Día Internacional de la violencia contra la mujer, al asegurar que este tipo de mociones "no sirven para nada". "Si nos cupiese la menor duda de que esta moción sirviera para salvar una mujer o la vida, Vox la apoyaría, pero los datos empeoran año tras año", ha afirmado Badanelli, que ha añadido que "estas mociones solo sirven para lucimiento personal y para criminalizar a Vox".

Ha sorprendido la afirmación de Badanelli sobre la utilidad de las mociones por dos motivos: primero porque no ha hecho la misma afirmación de ninguna del resto de mociones presentadas este jueves -incluida una suya sobre el comercio-; y segundo porque, tal y como le han señalado las portavoces de PSOE, IU y Podemos, era la primera vez que no usaba "el negacionismo" para justificar su rechazo a una moción sobre la violencia machista.

Badanelli, en cualquier caso, sí que ha repetido algunos de los mantras habituales de su formación, como su fórmula para acabar con la violencia contra las mujeres ("endureciendo las penas, obligando al cumplimiento íntegro de las condenas"), o su sorpresa de que PP y Cs hayan aprobado la moción. "Que se suban a este carro me alucina", ha dicho la portavoz de Vox, que ha apuntado a los partidos de izquierda por su "incapacidad" para atajar esta problemática.

"Sus valores conducen a que se incrementen cada año los asesinatos", ha dicho la portavoz, cuestionándose si "en algún momento tendrán que reconocer el fracaso estrepitoso de sus políticas" contra la violencia de género. 

"Vox reza mucho y hace poco"

La más jocosa de las respuestas al discurso de Badanelli la ha dado la concejala de IU, Alba Doblas, que ha recordado la intervención de la portavoz de Vox en el último pleno, cuando se puso aa rezar por las almas de las mujeres que protestan frente a las clínicas de interrupción del embarazo. Así, tras recordar el caso de Ana Orantes, que murió “quemada viva tras ser apaleada” por su exmarido, Alba Doblas ha espetado a la bancada de Vox: "Tal vez la señora Badanelli quiera rezar por Ana Orantes en este pleno”, antes de aclarar que "Vox reza mucho y hace poco".

Con menos sorna, pero con más vehemencia si cabe -ha llegado a hablar entre lágrimas-, la portavoz de Podemos, Cristina Pedrajas, ha lamentado la "postura radical" de un partido que "ha acabado con la trayectoria intachable de apoyo del Ayuntamiento a las víctimas de la violencia machista", y que se ha resignado ante la idea de que, de nuevo, se haya tenido que volver a debatir sobre los "abusos sufridos por las mujeres".

En este sentido, la concejala del PSOE, Maribel Baena, ha apelado a la oportunidad que supone el tener que volver a debatir sobre esta cuestión, si bien ha mostrado de nuevo su sorpresa por el hecho de que Badanelli "no haga negación de la violencia de género", como suele ser lo habitual.

Dos mociones sobre la mujer sin apoyo de Vox

La portavoz de Ciudadanos, Isabel Albás, ha contestado a Vox que para que las cifras de asesinatos machistas mejoren "es vital lograr un consenso y una unanimidad de acción". “La violencia de género no es un invento, sino una lacra, y una lucha de toda la sociedad”, le ha espetado, mientras que la portavoz del PP, Marián Aguilar, ha recalcado que "no hay que ponerle paños calientes" a la violencia machista, al tiempo que ha defendido el compromiso del Ayuntamiento en luchar contra esta cuestión: "un estado democrático no puede tolerar la violencia contra la mujer".

Con anterioridad al debate, había intervenido Elena Vega,  portavoz de la Plataforma Cordobesa Contra la Violencia a las Mujeres, que ha recordado que la violencia machista se ha intensificado en los hogares con la pandemia, así como ha crecido la precariedad laboral, que sigue afectando más a las mujeres. Vega ha advertido a los concejales del Ayuntamiento sobre su importancia en este asunto: "Si mantenemos el silencio, nos ponemos del lado de quienes cuestionan la violencia machista", ha dicho.

Además de la moción presentada por Podemos por el Día Internacional contra la Violencia de Género (que se ha aprobado por mayoría, con el único voto en contra de Vox), también se ha aprobado otra moción presentada por PP y Cs a favor de la mujer rural, y que ha presentado la concejala Blanca Torrent. Una moción que la portavoz de Vox ha desechado porque, a su juicio, responde a la "obsesión progresista, adoctrinadora y totalitaria de todo por el voto de PP y Cs".

Etiquetas
Publicado el
21 de octubre de 2021 - 15:14 h
stats