Veinte años del último terremoto masivamente sentido en Córdoba

Mapa de intensidades del terremoto de 2003, según el IGN.

Muchos cordobeses recuerdan perfectamente dónde estaban y qué hacían el 24 de enero de 2003 a las 21:35. Ese día y a esa hora tembló la tierra en la provincia de Córdoba. Se cumplen 20 años del último seísmo ampliamente sentido en toda la provincia de Córdoba. Tuvo su epicentro en Santa Cruz y a unos ocho kilómetros de profundidad. Fue sentido con intensidad V en Córdoba capital.

Con esa intensidad, y según la escala de Mercadi, “algunas piezas de vajilla o cristales de ventanas se rompen; pocos casos de agrietamiento de aplanados; caen objetos inestables. Se observan perturbaciones en los árboles, postes y otros objetos altos. Se detienen los relojes de péndulo”. No es un seísmo grave o importante, pero sí es serio.

No hubo daños, pero sí un gran susto. Los espectadores que asistían a un espectáculo en el Gran Teatro de Córdoba se levantaron de sus asientos y salieron a la calle atropelladamente. El tráfico ferroviario de mercancías en la estación de El Higuerón tuvo que ser interrumpido durante unas horas. La red telefónica (entonces internet no estaba ni mucho menos generalizado) se colapsó pocos segundos después del seísmo. Los cordobeses se llamaban entre sí para saber qué había pasado y si todo el mundo estaba bien.

El seísmo se sintió especialmente en la capital y también en la Campiña y parte del Valle del Guadalquivir. Aunque se informó que el epicentro había estado en Espejo, con una magnitud de 4,6, finalmente se revisó. El epicentro se localizó en Santa Cruz y la magnitud se rebajó hasta 4,4. A pesar de eso, el seísmo fue notablemente sentido en casi toda la provincia. A Belalcázar llegó con intensidad III, similar a la de Puente Genil. En el Valle del Guadalquivir y gran parte de la Campiña se mantuvo con intensidad IV.

Meses antes, pero en 2002, hubo otro terremoto ampliamente sentido en la provincia. Eso sí, tuvo su epicentro en Torremolinos (Málaga) y ocurrió en noviembre. Pero tampoco provocó daños en la provincia, más allá de un gran susto.

El anterior terremoto de magnitud V en la provincia de Córdoba tuvo a Montemayor como epicentro. Ocurrió el 16 de abril de 1996 y asustó a amplias poblaciones de la Campiña. Entre 1985 y 1986 hubo una sucesión de seísmos en el Valle del Guadalquivir. El más importante ocurrió en 1985, de magnitud V y con epicentro en Espejo. Según los datos del Instituto Geológico Nacional (IGN), en 1980 hubo otro de magnitud VI en Hornachuelos.

Y de los que provocaron daños, el último gran seísmo de la provincia ocurrió en abril de 1930 en Montilla, cuando alcanzó una magnitud que oscilaba entre los VII y los VIII. Desde entonces no ha habido ninguno mayor.

Etiquetas
stats