Los pensionistas seguirán en la calle pese a la reforma del Gobierno sobre las jubilaciones

Imagen de una protesta reciente de los pensionistas en Córdoba.

Este martes, el Consejo de Ministros ha aprobado el acuerdo sobre la reforma de las pensiones al que ha llegado junto a los agentes sociales, empresarios y sindicatos. Sin embargo, los pensionistas organizados en la Plataforma en Defensa del Sistema Público de Pensiones, aunque ven "avances" en este acuerdo, lo consideran "un pacto de mínimos" y ven también algunos "peros" y flecos por concretar. Por eso, mantendrán vivas sus reivindicaciones básicas y anuncian que seguirán en la calle con sus protestas y movilizaciones, hasta que se hagan realidad sus peticiones.

De hecho, las principales reivindicaciones de la Plataforma Ciudadana de Córdoba en Defensa del Sistema Público de Pensiones no se incluyen en el acuerdo aprobado por el Gobierno, esto eso, igualar las pensiones mínimas al Salario Mínimo Interprofesional (SMI), acabar con la brecha de género en las pensiones, establecer la jubilación a los 65 años y realizar una auditoría de las cuentas de la Seguridad Social, explica a este periódico el portavoz del colectivo, José Villamor.

"El acuerdo aprobado deroga aspectos sustanciales de la reforma de las pensiones de 2013 con el gobierno de Mariano Rajoy" -recuerda Villamor-, y esto "sí supone avances", pero "quedan aspectos por concretar y habrá que ver cómo se hace". Entre los avances, cita la nueva fórmula para revalorizar las pensiones conforme al IPC, algo que los pensionistas ya habían conseguido de facto para los ejercicios 2019, 2020 y 2021 con sus protestas en la calle y que ahora quedará reflejado en la nueva norma. Sin embargo, ven un "pero" y es que "se dice que en 5 años esta fórmula se puede revisar", algo que hace dudar de que se haga firme la decisión actual del Gobierno.

Asimismo, también valoran que se haya derogado el factor de revalorización "que suponía una minorización" de las pensiones "pero veremos en otoño cómo queda, por qué se sustituye y si lo que dijo Escrivá -el ministro de Seguridad Social que señaló que en cierto tramo de población podría rebajarse la pensión o bien tener que trabajar más-, va en el camino de la realidad final".

"Nosotros vamos a seguir en la calle"

Por todo ello, los pensionistas lo tiene claro. "Nosotros vamos a seguir en la calle". Este mismo miércoles mantendrán una conferencia para abordar cómo queda el sistema de pensiones y "trazar una hoja de ruta" de acciones de cara al final del verano que convergerán en una masiva concentración en Madrid el próximo 16 de octubre, según sus previsiones. "Tenemos el apoyo de diez grupos políticos", apunta Villamor sobre el respaldo a sus reivindicaciones, con las que presionar para que se hagan realidad.

Ahora "se han hecho ligeros avances, pero se tienen que concretar", reclaman. Y apunta, en ese sentido, a la revisión de la jubilación anticipada o la creación de una oficina específica para las pensiones, donde encuentran otro "pero": "Eso es positivo, pero es que en los últimos años se han cerrado 64 oficinas de atención al público de la Seguridad Social", denuncia, a la vez que rechazan de plano que las gestiones deban ser telemáticas, siendo objeto de ellas la población mayor que, muchas veces, no tiene formación ni medios para realizarlas.

"Quedan flecos por concretar", repite. "Se ha aprobado lo fácil", dice poniendo el foco en las reivindicaciones que van a mantener para que la edad de jubilación "no se consagre en los 67 años" sino que baje hasta los 65 como vienen pidiendo en todas sus protestas, además de cumplir con la equiparación de la pensión mínima al SMI, erradicar la brecha de género existente entre la pensión media que cobran las mujeres y la de los hombres, y realizar la auditoría a las cuentas de la Seguridad Social, que persigue no perder un euro en cuestiones que quedan lejos del pago de las pensiones y el mantenimiento del sistema público.

Etiquetas
Publicado el
7 de julio de 2021 - 05:30 h