Margarita del Val recuerda en la UCO la importancia de vigilar la calidad del aire para controlar futuras epidemias

Margarita del Val (3ª Izq.) junto al resto de autoridades en la inauguración del congreso en la UCO

Si la gran epidemia de cólera del siglo XIX evidenció la importancia de potabilizar el agua, la crisis del coronavirus ha puesto sobre la mesa la necesidad de vigilar y controlar la calidad e higiene del aire para evitar futuras pandemias. Esta ha sido una de las principales conclusiones de la charla inaugural impartida por la viróloga Margarita del Val en el marco del XXIV Congreso Español de Toxicología y VIII Iberoamericano, en el que más de 150 especialistas se han dado cita en la Universidad de Córdoba para intercambiar conocimientos en torno a la seguridad alimentara, y la toxicología ambiental, clínica, experimental, forense y veterinaria.

En este sentido, la doctora del Consejo Superior de Investigaciones Científicas ha subrayado la necesidad de alcanzar niveles de aire más limpio y “menos respirado” para disminuir la capacidad de infección de los patógenos que se transmiten por aerosoles. Para ello, ha señalado, “es fundamental” contar con indicadores de medición de dióxido de carbono y con la “colaboración de grupos interdisciplinares que trabajen conjuntamente desde distintas áreas como la ingeniería o la arquitectura”.

La también inmunóloga del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa ha realizado un repaso de los principales hitos acaecidos durante los últimos años a raíz de la pandemia de Covid-19, en el que ha recordado la importancia de reforzar la memoria inmunitaria, especialmente, en personas mayores, y la eficacia de las vacunas frente al coronavirus. “Se trata de las vacunas más seguras que ha habido porque sobre ellas se ha puesto la lupa más potente de fármaco-vigilancia que hemos tenido nunca”, ha subrayado la viróloga, quien ha atribuido la rapidez con las que se desarrollaron estas vacunas a la financiación recibida y al número de ensayos clínicos y de voluntarios que se presentaron. En cualquier caso, y en relación al contexto actual, del Val ha concluido que, “aunque no es momento para tener miedo, es importante no exponerse a situaciones de riesgo durante demasiado tiempo”.

El encuentro, que concluirá el próximo 11 de noviembre, ha sido organizado por el Área de Toxicología de la Universidad de Córdoba. El evento ha sido inaugurado esta mañana en el salón de actos del Rectorado la Universidad de Córdoba por el rector de la institución universitaria, Manuel Torralbo Rodríguez; el consejero de la Universidad, Investigación e Innovación de la Junta de Andalucía, José Carlos Gómez Villamandos; la delegada Territorial de Salud y Consumo en Córdoba, María Jesús Botella; la presidenta de la Asociación Española de Toxicología, Ana María Cameán; y la presidenta del Comité Organizador del Congreso, Rosario Moyano.

Durante la inauguración, el rector de la Universidad de Córdoba ha subrayado la importancia del congreso, en el que se debatirán temas de “interés general” para toda la sociedad, y ha destacado la potencialidad investigadora de la UCO y su posicionamiento destacado en los rankings académicos. Por su parte, Gómez Villamandos ha incidido en la importancia de divulgar a la sociedad los resultados de la investigación, a la cual se debe “la sociedad del bienestar que tenemos ahora”, y ha recalcado la importancia de buscar, desde las administraciones públicas, “la mayor de las certidumbres para la carrera investigadora”.

El congreso, tal y como ha detallado su presidenta y catedrática de la Universidad de Córdoba, Rosario Moyano, contará con talleres, mesas redondas, conferencias magistrales de “alto nivel científico” y cerca de 145 comunicaciones en formato oral y póster, en las que se debatirán, a lo largo de los próximos días, los principales avances científicos y problemáticas en las distintas áreas de la toxicología.

Etiquetas
stats