Frente al Black friday que llena los anuncios, los escaparates, las stories de Instagram y las bandejas de correo electrónico, Greenpeace se ha movilizado este sábado en Córdoba. Varios voluntarios han recorrido la zona comercial del centro tratando de concienciar sobre el impacto del consumo desaforado.

Así, sin más arma que un megáfono, unos pasquines informativos y pancartas amarillas, los voluntarios han plantado algunos mensajes en la calle Gondomar, en el corazón del comercio cordobés: “Las marcas nos están consumiendo”, “Stop Black Friday” o “Destruimos el planeta a mejor precio”, entre otros.

“En este Black friday queremos centrar la crítica sobre el sistema socioeconómico y sus agentes principales, las empresas, y para ello queremos enviar mensajes que vayan en esa dirección. Es decir, nombrar los impacto que la actividad de las empresas tienen, de una manera llamativa y con un punto de guasa”, han explicado desde la organización. 

A su juicio, “el Black Friday representa de forma evidente aquello contra lo que venimos luchando en Greenpeace desde hace años: la sociedad de consumo que contribuye de manera brutal a que estemos en una situación de sobreexplotacion de los límites del planeta”. 

“Consumir sin fin en un planeta que tiene límites biogeofísicos evidentes es un sin sentido y por ello necesitamos abordar un cambio estructural de nuestro modelo socioeconómico para construir un sistema que sea respetuoso con las personas y el planeta. Es por eso que queremos mostrar una vez más las repercusiones de este modelo de hiperconsumo y visibilizar que detrás de tal modelo hay un conglomerado de empresas y marcas que obtienen beneficios económicos a costa de los recursos del planeta”, han indicado.

Etiquetas
Etiquetas
stats