La Junta destaca que Andalucía tendrá 97 millones en incentivos para autoconsumo renovable y almacenamiento

Instalación de placas solares en edificios.

El delegado de la Junta en Córdoba, Antonio Repullo, ha indicado este miércoles que el sector residencial, las administraciones públicas, las entidades sin ánimo de lucro y los sectores productivos andaluces dispondrán de 97,2 millones de euros en incentivos para instalaciones de autoconsumo con fuentes de energía renovable, almacenamiento y para equipos de energías renovables térmicas para climatización y agua caliente sanitaria.

En este sentido, Repullo ha recalcado que "queremos ayudar a los cordobeses a rebajar la factura de la luz", motivo por el que les ha animado "a preparar sus proyectos de autoconsumo renovable y almacenamiento para presentarlos en la Agencia Andaluza de la Energía a partir del 2 de diciembre".

Del presupuesto total para Andalucía, 66,2 millones de euros se destinarán a autoconsumo renovable --percibiendo ayuda los primeros 5.000 kW de potencia de cada instalación-- y 14,37 millones a almacenamiento. Los 16,5 millones de euros restantes se dedicarán a la incorporación de equipos renovables térmicos, si bien esta última categoría será exclusivamente para el sector residencial, viviendas de propiedad pública y entidades privadas sin ánimo de lucro del tercer sector.

"Con la puesta en marcha de este programa, que pretende facilitar que empresas y familias puedan tener un mayor control sobre la gestión y el consumo de su energía, la Agencia Andaluza de la Energía espera instalar una potencia de generación renovable con autoconsumo eléctrico y energía térmica de 126,6 MW, con una capacidad de almacenamiento de 35,5 MWh. Todo ello supondrá una reducción estimada de cerca de 24.000 toneladas de CO2", ha afirmado Repullo.

El sector servicios y otros sectores productivos contarán con incentivos para instalaciones de autoconsumo con energía solar fotovoltaica y eólica que oscilan entre el 15 y el 50 por ciento en función de la tecnología, del tamaño de la empresa y de la potencia de la instalación. En el caso de proyectos de solar fotovoltaica, la instalación de estructuras tipo marquesinas permite incrementar el coste subvencionable hasta 500 euros por kWp (kilovatio pico). Además, la eliminación de las cubiertas de amianto también permite aumentar el coste subvencionable entre 210 y 660 euros el kWp.

Si estos proyectos llevan asociado almacenamiento, las ayudas para esta finalidad se situarán entre el 45 y el 65 por ciento de la inversión que se realice, según el tamaño de la empresa. Estos incentivos también se pueden solicitar para instalaciones de autoconsumo ya existentes.

Estas intensidades pueden aumentar en cinco puntos porcentuales cuando las instalaciones se sitúen en municipios incluidos en los objetivos de la Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico (hasta 5.000 habitantes o municipios no urbanos de hasta 20.000 habitantes cuyos núcleos tengan una población menor o igual a 5.000 habitantes).

Sector residencial y administraciones públicas

Para el sector residencial, las administraciones públicas y las entidades sin ánimo de lucro las ayudas para autoconsumo se calculan de forma diferente al sector empresarial. En este caso se rigen por valores fijos --denominados 'módulos'-- por unidad de potencia, siendo uno de los requisitos para estos beneficiarios consumir anualmente al menos el 80 por ciento de la energía generada con la instalación fotovoltaica o eólica.

Así, por ejemplo, si un hogar medio en el que convivan cuatro personas y que tenga un consumo anual estimado de unos 6.000 kWh, decide poner una instalación solar fotovoltaica de cuatro kW con una inversión de 5.500 euros, le correspondería un incentivo de 2.400 euros (600 euros por unidad de potencia en instalaciones de hasta 10 kWp). Si esa misma instalación se hiciera de forma colectiva, compartida por varios propietarios, el incentivo subiría a 2.840 euros (710 euros por unidad de potencia en instalaciones de hasta 10 kWp).

La incorporación de almacenamiento para proyectos de generación de energía renovable para autoconsumo se incentiva entre 140 y 490 euros/kWh, dependiendo de la capacidad de almacenamiento, tanto para nuevas instalaciones de autoconsumo como para las ya existentes.

Cuando los proyectos se sitúen en municipios incluidos en el reto demográfico recibirán una ayuda adicional de entre 30 y 225 euros por kW, en el caso de equipos de generación de energía renovable, y de 15 euros por kWh para sistemas de almacenamiento. La instalación de marquesinas y la retirada de amianto en cubiertas también cuentan con ayudas adicionales.

Además, para el sector residencial, las administraciones públicas y el tercer sector también serán subvencionables aquellas instalaciones de autoconsumo y almacenamiento cuya fecha de inicio sea posterior al 30 de junio de 2021. Para pedir la ayuda lo único que tendrán que hacer, a partir del 2 de diciembre, es presentar la correspondiente solicitud a la Agencia Andaluza de la Energía, siendo imprescindible presentar la factura y los justificantes de pagos que acrediten la fecha de instalación posterior al 30 de junio.

Energías renovables

El sector residencial dispone también de subvenciones para energías renovables térmicas destinadas a la climatización y agua caliente sanitaria, con mayor porcentaje para viviendas de protección oficial y del tercer sector. Así, las instalaciones de solar térmica recibirán incentivos de entre 550 y 1.850 euros por inmueble, dependiendo si se trata de vivienda pública o residencial.

Con tecnología de biomasa, la ayuda oscila entre 2.500 y 4.200 euros por vivienda, debiendo lograrse una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de al menos un 80 por ciento. Este programa incentiva equipos de calefacción local que cumplan la normativa de ecodiseño: insertables, estufas, termoestufas y calderas que utilicen biocombustibles certificados bajo normas de calidad (pélets, astilla, hueso de aceituna y cáscara de frutos secos) que garanticen el buen funcionamiento del equipo y la calidad del aire. No se incentivan dispositivos que empleen leña como combustible.

Si se elige geotérmica o hidrotérmica se podrá contar con un incentivo mínimo de 9.000 euros y un máximo de 13.500 euros. En el caso de la aerotérmica, los hogares andaluces pueden recibir 3.000 euros por vivienda y 3.900 euros si se trata de casas de protección pública y del tercer sector.

Colaboración público-privada

Andalucía vuelve a apostar por un modelo de colaboración público-privada. Así, las personas o entidades beneficiarias, además de solicitar directamente el incentivo, pueden hacerlo a través de alguna de las empresas adheridas a este Programa. Estas entidades no solo suministrarán el bien o ejecutarán el proyecto, sino que actuarán en representación de los beneficiarios en la solicitud y tramitación de los incentivos, buscando la simplificación y facilitando el acceso a las ayudas.

Este modelo de gestión de incentivos también contribuye a desarrollar un tejido empresarial especializado, en su mayoría constituido por pymes repartidas por todo el territorio andaluz.

Por este motivo, a fin de facilitar a las empresas su adhesión a este nuevo programa de ayudas, y dado que el 56 por ciento del total de las entidades colaboradoras de las líneas de incentivos regionales que gestiona la Agencia Andaluza de la Energía tienen su actividad relacionada con autoconsumo, almacenamiento con fuentes de energía renovables y sistemas térmicos renovables, éstas entrarán a formar parte del listado de empresas adheridas sin necesidad de tener que formalizar ninguna solicitud.

Etiquetas
Publicado el
7 de octubre de 2021 - 04:21 h
stats