Las gasolineras apuntan una caída “histórica” de sus beneficios y piden rebajar el impuesto de hidrocarburos

Gasolineras de Córdoba este verano

La Federación de Asociaciones de Empresas de Estaciones de Servicio de Andalucía (Fedaes) ha alertado de que este verano ha supuesto una caída “histórica” de sus beneficios debido al alto precio que han alcanzado los combustibles, y ha pedido al Gobierno central que rebaje el impuesto especial de los hidrocarburos como medida para evitar que “siga subiendo”.

Así lo ha manifestado este jueves el presidente de Fedaes, Antonio Felices, en declaraciones a Europa Press, en las que ha explicado que, en cuanto al volumen de clientes recibidos en verano, “ha habido cierta estabilidad y las ventas se han mantenido”, a pesar de que “en los primeros momentos de junio --coincidiendo con los máximos históricos en los precios de la gasolina y el diésel-- se apreció una cierta retracción al consumo”.

“Posteriormente a ese mes de junio, y debido fundamentalmente al cansancio psicológico por la pandemia, ha habido un comportamiento normal y el volumen de ventas se ha vuelto a estabilizar”, ha detallado el presidente. Además, ha añadido que, en cuanto al aumento de precios de los combustibles, sobre todo en los primeros momentos de junio, trataron de “no repercutir en el cliente el coste real” que les supuso esta subida.

En esta línea, Felices ha expuesto que este verano ha sido el momento en el que “menos beneficio han tenido las gasolineras de su historia”, con motivo “del alto precio de los combustibles”, y ha agregado que “este no es un negocio muy rentable, pero sí muy estable, porque al final ofrece un recurso que el cliente demanda siempre”.

Respecto a la medida que implica la bonificación de 20 céntimos por litro de gasolina y diésel --15 de ellos por parte del Gobierno y un mínimo de cinco por parte de las petroleras-- ha considerado que “es buena” y que, aunque se gestó “con cierta precipitación, ha funcionado bastante bien”.

En este sentido, ha subrayado que la medida les pilló “en fuera de juego” y que se estableció sin contar con ellos, pero que “se ha regularizado y Hacienda está cumplimentando el pago con solvencia, incluso en verano”. “La medida está ayudando a la gente”, ha sentenciado.

Por otro lado, ha explicado que la posibilidad de reducir la fiscalidad de los carburantes para paliar la subida de sus costes es “algo complicado”, pues es “un tema regulado por la Unión Europea (UE), que está regido por una regla general que impide que se rebaje el IVA sin que se rebaje a otros productos”.

No obstante, el presidente ha insistido en bajar el impuesto especial a los hidrocarburos, ya que su posible reducción “es algo que en Europa se permite, y en España no se está en el límite mínimo”. Por ello, ha pedido al Gobierno “que estudie esta medida fiscal para que pueda evitar que el combustible siga subiendo”.

Por último, Felices ha entendido que “en los próximos dos o tres meses va a haber una estabilización de precios”, teniendo en cuenta que las gasolineras forman parte de “un mercado extremadamente volátil y muy susceptible a que pueda cambiar en muy poco tiempo”, fundamentalmente, explica, “por circunstancias geopolíticas que se escapan de la propia producción de petróleo”. “En definitiva, somos moderadamente optimistas y pensamos que el mercado va a gozar de una cierta estabilidad en un futuro a corto plazo”, ha concluido.

Etiquetas
stats