Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

El esfuerzo para alquilar una vivienda en Córdoba es cada vez mayor

Entrega de viviendas en alquiler

Alfonso Alba / Redacción Cordópolis

0

Los cordobeses tienen que destinar, de media, un 23% de sus ingresos si quieren alquilar una vivienda, según el último informe de Idealista que ha cruzado datos con el Instituto Nacional de Estadística. Es un porcentaje mayor al de hace justo un año. En marzo del 2023, el porcentaje de ingresos que había que destinar para alquilar una vivienda era del 20%, según el mismo cruce de datos. Eso sí, a nivel local, alquilar una vivienda en la capital es mucho más caro que hacerlo en la provincia.

No obstante, son datos inferiores a la media nacional. En España hay que destinar el 34,5% de los ingresos de una persona para pagar los gastos asociados al alquiler de una vivienda. Según los analistas de Idealista, la falta de oferta y el consiguiente incremento de los precios es la causa de que el esfuerzo para alquilar haya alcanzado el máximo recomendado por los expertos con un incremento de tres puntos en el último año.

En Córdoba, no obstante, se mantiene en el 16% de los ingresos totales el gasto que hay que asumir para comprar una vivienda, según los mismos datos, que evidencian que al final se hace más accesible la adquisición que el alquiler.

Esfuerzo para alquilar

Son 8 las capitales en las que el esfuerzo para alquilar una vivienda de dos habitaciones supera el 30% recomendado por los expertos. Barcelona es la que mayor porcentaje de los ingresos del hogar exige (43%), seguida por Palma (41%), Málaga (40%), Madrid (38%), Valencia (38%), Alicante (34%), así como en San Sebastián (32%) y Las Palmas de Gran Canaria (31%). Por debajo de estas cifras encontramos a Segovia (30%), Bilbao (29%), Sevilla (29%), Santa Cruz de Tenerife (28%), Cádiz (26%), Vitoria (26%) y Granada (26%). Por el contrario, el menor esfuerzo se pide en Ciudad Real (16%), Teruel (17%), Jaén (17%), Palencia (18%), Zamora, Melilla, Cáceres y Huesca (19% en las 4 ciudades). 

Málaga es la ciudad en la que el esfuerzo para alquilar ha crecido más, ya que se ha incrementado en 7 puntos. Le sigue Segovia (6 puntos), Valencia (5 puntos), Madrid (5 puntos), Palma (4 puntos), Girona, Las Palmas de Gran Canaria y Barcelona (3 puntos en las 3 ciudades). En 5 capitales el esfuerzo para alquilar es menor que hace un año, se trata de Jaén, con una bajada de 2 puntos, Pamplona, Huesca, Logroño y Cádiz (-1 punto en todas ellas).

La provincia de Málaga es la que exige un mayor esfuerzo para alquilar una vivienda a los locales, ya que alcanza el 52% de los ingresos familiares. Le siguen Baleares (46%), Barcelona (40%), Las Palmas (36%), Madrid (35%), Alicante, Valencia, Guipúzcoa y Santa Cruz de Tenerife (34% en las 4 provincias). Teruel (17%), Palencia y Ciudad Real (18% en ambas provincias) son las 3 en las que se exige un menor esfuerzo.

Esfuerzo para comprar

En la mayoría de los casos el esfuerzo para comprar es menor que para alquilar, con la excepción de los mercados de San Sebastián, Palma, Granada y A Coruña. Además, ya son 5 las capitales que tienen tasas de esfuerzo superiores al 30% recomendado por los expertos: Palma (44%), San Sebastián (38%), Málaga (34%), Madrid (33%) y Barcelona (33%). Les siguen las ciudades de Granada (28%), Alicante (27%), Valencia (26%) y Las Palmas de Gran Canaria (26%), La menor tasa de esfuerzo se da en Jaén (11%), Lleida (11%), Ciudad Real, Palencia, Teruel y Huelva (13% en las 4 ciudades).

En compra, todos los mercados exigen un mayor esfuerzo que hace un año, excepto en Cuenca, donde se ha reducido un punto. En el lado opuesto de la tabla se encuentran los crecimientos de los esfuerzos de Madrid y Málaga (7 puntos en ambos casos), Santa Cruz de Tenerife (6 puntos), Valencia (5 puntos), Santander (5 puntos), Palma, Alicante y A Coruña (4 puntos en las 3 ciudades).

Entre las provincias Baleares es la que exige un mayor esfuerzo, con el 43% de los ingresos familiares. Le siguen Málaga (42%), Santa Cruz de Tenerife (35%), Alicante (28%), Madrid (26%) y Las Palmas (25%). En la provincia de Barcelona se sitúa en el 21%. Con una tasa del 11% se encuentran las provincias de Lleida, Teruel y Ciudad Real, las menos exigentes para comprar una vivienda.

Metodología

La tasa de esfuerzo mide el peso de la vivienda sobre el poder adquisitivo del hogar. En particular, en el caso del alquiler, desde idealista/data medimos la tasa de esfuerzo como la cuota anual de ingresos netos medios del hogar que se destina al pago del alquiler de una vivienda tipo de dos dormitorios. Los valores de alquiler vienen directamente de la fuente de datos idealista, que dispone de precios para cada ciudad. Por el contrario los datos de la renta neta familiar provienen del Instituto Nacional de Estadística (INE).

De la misma manera, en el caso de la compraventa, la tasa de esfuerzo se calcula como la cuota anual de ingresos netos del hogar que se destina al pago de una hipoteca “típica”, en el sentido que viene estipulada con características medias en términos de duración y tipo de interés. Debido a los recientes incrementos de los tipos de interés, se ha actualizado el cálculo teniendo en cuenta los datos publicados por el BCE.

Para Francisco Iñareta, portavoz de idealista, “la explicación a las subidas de las tasas de esfuerzo, tanto en venta como en alquiler, se encuentra en la falta de oferta disponible. La demanda se mantiene estable o con incrementos pero cada vez debe centrar sus esfuerzos en un volumen más bajo de viviendas, lo que empuja los precios al alza y tensiona el esfuerzo que deben realizar las familias para acceder a ellas. Lamentablemente no parece que estemos cerca del final de esta escalada. En el mercado del alquiler las consecuencias de la Ley de Vivienda siguen drenando la oferta y aumentando la competencia entre familias, a pesar de lo cual no se percibe voluntad por parte del Gobierno para revertir esta tendencia. En el caso de la compraventa, a la imposibilidad de generar un nuevo parque de viviendas a corto plazo se le une el muy posible aumento de la demanda en los próximos meses. Muchos compradores se retiraron del mercado a la espera de unas caídas de precio que no se produjeron y es muy posible que con el probable descenso de los tipos de interés se reactiven y aumenten aún más la presión sobre la escasa oferta”.

Etiquetas
stats