PATRIMONIO
La Diputación advierte a una hermandad por incumplir las condiciones de uso de la iglesia de la Merced

Iglesia de la Merced, dentro del Palacio sede de la Diputación Provincial | MADERO CUBERO

La Diputación de Córdoba ha advertido a la Hermandad de la Quinta Angustia por el incumplimiento de las condiciones de uso de la iglesia de la Merced, propiedad de la institución provincial y parte de su sede en el Palacio de la Merced.

La Diputación muestra al Obispado su oposición a ubicar una parroquia en su sede

La Diputación muestra al Obispado su oposición a ubicar una parroquia en su sede

El culto religioso se venía desarrollando en la antigua iglesia del Palacio de la Merced desde que en el año 2014, el gobierno del PP en la Diputación entonces, firmó un decreto por el que la institución provincial cedía al Obispado de Córdoba el uso de la recién restaurada iglesia de la Merced durante dos horas al día a partir de las 19.00. Según constaba en el texto, la Diputación obligaba al Obispado a garantizar durante ese tiempo la integridad del templo, reconstruido después del incendio que lo destruyó completamente. No fue hasta el año 2020, con otro gobierno en la Diputación conformado por PSOE e IU, cuando la institución provincial y el Obispado de Córdoba rubricaron un convenio formal para la cesión del espacio de la iglesia.

Según consta en dicho convenio, al que ha tenido acceso este periódico, “la Diputación Provincial de Córdoba es titular del edificio de la Iglesia de Nuestra Señora de La Merced” y admite que “la Diócesis de Córdoba ha usado la Iglesia de Nuestra Señora de la Merced para el culto público respetando el valor histórico y artístico del edificio y la compatibilidad del citado uso con otros objetivos e intereses públicos”. Y establece la cesión del edificio de la iglesia a la Diócesis, según el convenio hasta diciembre de 2023: “El objetivo del presente es por tanto mantener la colaboración entre ambas instituciones en orden al uso cultural de la Iglesia de Nuestra Señora de la Merced por parte de la Diócesis para los fines religiosos que les son propios”.

En septiembre pasado, Andalucía Laica registró una pregunta sobre el uso de la iglesia por parte del Obispado ante la Presidencia de la Diputación y, ahora, la institución provincial responde detallando que “no ha autorizado formalmente la ocupación de espacio en la Capilla por parte de la Hermandad de la Quinta Angustia”, sino que se han otorgado “autorizaciones concretas para actos concretos que se organizan en la iglesia y en los que la institución provincial autoriza, uno a uno, estos actos fijando las condiciones necesarias para salvaguardar el patrimonio histórico”.

En ese punto, advierte que “en los casos en que no se han cumplido esas condiciones, la Diputación así se lo ha manifestado a la Hermandad”, como hace -dice- “con cualquier otro usuario de espacios provinciales”.

Sede de la Hermandad

Cuestionada la Diputación sobre el consentimiento a la Hermandad de la Quinta Angustia para que “tenga su sede canónica en la iglesia de Nuestra Señora de la Merced, esta institución no ha recibido ningún tipo de comunicación en tal sentido y, por tanto, tampoco ha otorgado ningún tipo de autorización al respecto”, sino que circunscribe los actos concretos de la hermandad en la sede provincial.

Por esto, entre otras cuestiones, la Diputación Provincial afirma que “ha decidido la reunión de la Comisión de Seguimiento” del convenio suscrito entre la institución y el Obispado para el uso de la iglesia de la Merced , “para la resolución de las dudas que pudieran suscitarse”. Hasta el momento, no se ha producida ninguna reunión de esta comisión desde la firma del convenio en 2020, según ha podido saber este periódico.

Cabe recordar que la Diputación Provincial de Córdoba se ubica en el Palacio de la Merced, un edificio donde se encontraba el antiguo convento de Santa María de la Merced fundado a mediados del siglo XIII. De aquella época no quedan restos hoy día y, en su lugar, a finales del siglo XVII se comenzó una reforma completa de ese antiguo convento. En medio del edificio, construida entre 1716 y 1745, quedó una iglesia. Y en 1835, el edificio pasó a ser Hospicio Provincial, una institución benéfica que se mantuvo hasta 1968, cuando se instaló como edificio público la sede de la Diputación de Córdoba.

La administración provincial es la propietaria de todo el palacio, titular también del edificio de la Iglesia de Nuestra Señora de La Merced. Y es por ello que la cesión del uso de esta antigua iglesia a la Diócesis de Córdoba en la actualidad ha levantado suspicacias por ceder parte de un edificio público para un uso religioso determinado, dentro de un estado que se declara aconfesional.

Etiquetas
stats