Denuncian falta de diálogo del Ayuntamiento con los vecinos para la reforma de la zona verde en Acera de San Julián

Mensaje en un alcorque vacío de la zona de Acera de San Julián.

La asociación vecinal Guadalquivir, que engloba las zonas del Campo de la Verdad y Fray Albino, ha denunciado a través de una nota de prensa la falta de diálogo entre el Ayuntamiento y esta organización para promover entre ambos la reforma de la zona verde de la Acera de San Julián, lo que supone “un modus operandi que se ha instalado” en este Consistorio, señalan. Además, acusan al gobierno municipal de haberse enterado de los pormenores de la obra a través de los medios de comunicación.

Este proyecto de rehabilitación, recuerdan, “se trata de un proyecto ya negociado con los anteriores responsables de la Delegación de Infraestructuras hasta el mínimo detalle y comprometido a comenzar máximo en enero de 2022”. La organización explica que solicitó al delegado Antonio Álvarez “una serie de informaciones como las condiciones definitivas de adjudicación, fecha de comienzo de la obra, constitución de una comisión de seguimiento donde estarían implicados miembros de la asociación y vecinos de la zona”. Otra duda “era la extensión del proyecto de la zona verde al tramo de vía pública de la calle Rafael Blanco León y la introducción al proyecto de una nueva iluminación ya que del presupuesto comprometido de 1.031.712 euros, la nueva delegación solo hacía mención de 700.000 euros”.  

En dicha reunión, afirma la asociación, Álvarez “no informó de los detalles del proyecto e incluso no planteó más posibilidad que un alumbrado provisional”, emplazando a la organización a reunirse con los técnicos ya que eran ellos “quienes conocen los detalles”. “También se le requirió información sobre el proyecto de entoldado del puente de San Rafael, ya presupuestado en 2019, con el mismo resultado”. Esta reunión “aún la estamos esperando y eso que la hemos requerido en dos ocasiones”.

De esta manera, “el formar una comisión de seguimiento donde los vecinos podamos vigilar que la obra se ajusta a lo pactado o podamos intervenir en la resolución de problemas no previstos, se hace imposible”. “Informar a l@s vecinos a través de la prensa impide que introduzcan mejoras o muestren su descuerdo. Impide que participen en proyectos que les afectan y sean copartícipes de la transformación de sus espacios y sus barrios. La participación es vital en la vida de los barrios y lamentamos que este ayuntamiento trate esto como algo secundario y que nuevamente anuncie fechas de inicio y final de obra que más que perseguir el interés de los vecinos buscan más coincidir con unas elecciones municipales y obtener rédito electoral en un barrio donde no se ha realizado ninguna reforma importante en tres años”, concluyen desde la asociación. 

Etiquetas
stats