La compraventa de viviendas en Córdoba vuelve a niveles... de 2008

Promoción de viviendas

El compartimiento del mercado inmobiliario durante el mes de abril ha sido extraordinario, según los datos difundidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) este viernes. Según los mismos, el mercado cordobés no solo ha superado la crisis sanitaria, sino que también ha recuperado los niveles anteriores a la del ladrillo.

Según la estadística, en abril se transmitieron en la provincia de Córdoba un total de 695 inmuebles. Solo en 2008 se vendieron más, 828, hasta ahora la cifra récord de toda la serie. Los datos de este mes de abril de 2021 son tres veces mejores que los de la crisis del ladrillo y prácticamente el doble que la de los años posteriores. Tras la crisis del ladrillo, el sector comenzó a recuperarse en 2018 y 2019, pero nunca llegó a alcanzar los niveles de este pasado mes de abril.

La gran mayoría de las viviendas vendidas en Córdoba eran de segunda mano, un total de 567, frente a las 128 nuevas. Además, solo se han vendido 101 viviendas protegidas en toda la provincia, según los datos del INE.

El mercado también se dispara en España

La compraventa de viviendas se disparó un 65,9% el pasado mes de abril en relación al mismo mes de 2020, su mayor incremento interanual desde el inicio de la serie (2007), hasta sumar 42.211 operaciones. Es el tercer mes consecutivo en el que se rebasan las 40.000 transacciones, según ha informado este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El organismo recuerda que en abril de 2020, con la declaración del primer estado de alarma, el número de fincas inscritas en los Registros de la Propiedad fue "excepcionalmente bajo", de ahí que la comparación interanual resulte tan abultada.

Con el avance interanual de abril, la compraventa de viviendas encadena dos meses consecutivos de tasas positivas tras la subida del 32,4% registrada en marzo.

El repunte interanual de las compraventas de viviendas en abril fue consecuencia del fuerte repunte de las operaciones sobre viviendas nuevas, que se incrementaron un 82,2%, hasta las 8.520 operaciones, así como del aumento de la compraventa de pisos usados en un 62,3%, hasta sumar 33.691 transacciones. En ambos casos son las mayores alzas desde el inicio de la serie, en 2007.

El 91,5% de las viviendas transmitidas por compraventa en el cuarto mes del año fueron viviendas libres y el 8,5%, protegidas.

La compraventa de viviendas libres subió un 68,4% interanual en abril, hasta las 38.631 operaciones, mientras que la de protegidas avanzó un 43%, sumando en total 3.580 operaciones.

En términos mensuales (abril sobre marzo), la compraventa de viviendas disminuyó un 10,8%, frente al retroceso del 28,8% experimentado en abril de 2020, en plena pandemia.

En los cuatro primeros meses del año, la compraventa de viviendas acumula un repunte del 12,5%, con subidas del 28,8% en las operaciones sobre viviendas nuevas y del 8,7% en el caso de las de segunda mano.

Andalucía, a la cabeza

El pasado mes de abril el mayor número de compraventas de viviendas por cada 100.000 habitantes se dio en La Rioja (142), Comunidad Valenciana (138) y Andalucía (131).

En valores absolutos, Andalucía fue la región que más operaciones sobre viviendas realizó durante el cuarto mes del año, con 8.726 compraventas, seguida de Cataluña (6.853), Madrid (6.431) y Comunidad Valenciana (5.506).

Todas las comunidades presentaron en abril tasas anuales positivas en el número de compraventas de viviendas. Las mayores subidas se dieron en Extremadura (+178,5%), Castilla-La Mancha (+165,1%), Navarra (+121,2%) y Castilla y León (+99,3%), mientras que los menores aumentos correspondieron a Baleares (+23,9%), Comunidad Valenciana (+39,7%) y País Vasco (+50,5%).

Las fincas transmitidas en los registros de la propiedad, procedentes de escrituras públicas realizadas con anterioridad, alcanzaron en abril las 174.323, un 96% más que en igual mes de 2020.

Por compraventa se transmitieron un 90,6% más de fincas que un año antes, mientras que las transmitidas por donación aumentaron un 170,9% anual; las transmitidas por herencia se dispararon un 176,8%, y las operaciones por permuta se incrementaron un 98,8%.

El 85,2% de las compraventas de abril correspondieron a fincas urbanas, donde se incluyen las viviendas, y el 14,8% a fincas rústicas. Las compraventas de fincas urbanas crecieron un 81,2% anual, mientras que las de fincas rústicas subieron un 172,8% en relación a abril de 2020.

Etiquetas
Publicado el
12 de junio de 2021 - 06:00 h