La CHG advierte que "habrá cultivos de regadíos que probablemente no se puedan sembrar"

El río Guadalquivir a su paso por el Puente Romano

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Gualdalquivir (CHG), Joaquín Páez, ha advertido que si la situación se sequía continúa en Andalucía durante la próxima campaña "habrá cultivos de regadíos que probablemente no se puedan sembrar", aseverando que en la pasada temporada "se tuvieron que disminuir las dotaciones máximas en un 50%".

Páez ha explicado en una entrevista en Canal Sur Radio, recogida por Europa Press, que actualmente "está prohibido coger agua para regar", destacando que "el agua de las presas solo se utiliza para garantizar los caudales ecológicos". "Si no hay precipitaciones, la próxima campaña de los cultivos de herbáceas va a ser difícil", ha apostillado.

Ha detallado que el sector agrícola "es sin duda el más afectado por la sequía", ya que "el 87% del agua que se utiliza se destina al regadío, el 10% al abastecimiento humano y el 3% al sector industrial". Ha subrayado que "hay una preocupación social", puesto que "de este sector dependen muchos puestos de trabajo, además de ser primordial para la alimentación".

En esta línea, ha insistido en que "la situación actual es mala, no hay recursos". "Si tuviéramos que regar con el agua existente en la actualidad, solo se destinaría a los cultivos arbóreos para que no se vinieran abajo".

Respecto a la posibilidad de obtener permisos para nuevas plantaciones en la región andaluza por parte de los agricultores, ha indicado que en el actual Plan Hidrológico del Guadalquivir, que concluye este año, y en el próximo "no hay posibilidad de tener más hectáreas para nuevos regadíos, no están contemplados", recalcando que en la Cuenca del Gualdalquivir hay 895.000 hectáreas dedicadas al cultivo de regadío".

Así, ha puntualizado que desde la CHG "incentivamos el ahorro a través de una medida que consiste en que si el agricultor tiene un cultivo que demanda mucha agua y quiere cambiarse a uno que necesite una cantidad menor, como por ejemplo un olivar, el 45% de ese ahorro se lo damos en agua para que pueda tener más hectáreas". "Esta forma, junto a los cultivos sociales que se instalan en pequeños municipios sin gran cantidad de regadíos a través de los cuales se busca fijar a la población en la localidad, son las únicas para obtener nuevas hectáreas de regadío", ha añadido.

Páez ha valorado que los agricultores "han colaborado en este año tan duro al cien por cien", poniendo de relieve que "a finales de abril, la Comisión de Desembalse fijó en 935 hectómetros cúbicos la cantidad destinada al sector, y en octubre solo se habían consumido 925". "Los agricultores son responsables e intentan mejorar", ha precisado".

Por último, ha resaltado que la agricultura andaluza "tiene un modelo eficiente en cuanto al uso del agua". "Los regadíos están modernizados, estamos en camino de seguir mejorando, pero somos pioneros en España y Europa en cuanto a modernización", ha concluido.

Etiquetas
Publicado el
16 de noviembre de 2021 - 12:28 h
stats